Imagen de FÍATE

Imagen de FÍATE

jueves, 25 de abril de 2019

YO, INDECISO

Se les abrieron los ojos y se volvieron corriendo...y decían a una sola VOX: era verdad ¡ha resucitado! 

"¡Pero qué necios y torpes sois para creer lo que anunciaron de mí los profetas!"
Con esa exhortación se dirige Jesús a dos que iban de camino "alentándose mutuamente al desaliento", en expresión célebre del P. Mendizábal. Aquella pareja cabizbunda y meditabaja eran seguidores de Jesús pero, por más que la Cruz se les había anunciado, no les daba la cabeza para tanto cambio. Los afanes de la vida no les permitían pensar la realidad 'de otra manera' a como solían hacerlo. Habían visto la novedad que traía Jesús con sus propios ojos pero aún así no comprendían. Tenían el corazón embotado.
Los dos de Emaús eran del 40% de indecisos. ¿Cómo logró convencerles Jesús de que le votaran a Él?
Se puso a caminar con ellos, y durante un par de horas les fue explicando con sencillez y claridad la Buena Nueva. Primero el porqué de que hubieran recibido una Ley de Dios -Natural- y después, el porqué de que viniera Él para darle cumplimiento por medio del Amor (el Decálogo era una guía -las leyes escritas sólo sirven para poner en evidencia el delitoy nadie lo podía cumplir entero).
Ya habían empezado a comprender en su corazón cuando Jesús, hecho un pedazo de pan, se partió y se dio a sí mismo. Y ahí se ganó su voto, y se fueron corriendo a hacer prosélitos.
Yo soy uno de los de Emaús, uno que 'está desanimado y no ve con claridad el futuro' ¿Qué han hecho los cuatro ases del hemiciclo para convencerme?
Mi vida es mú achuchá y ninguno de ellos ha movido un dedo para ayudarme, sino al contrario... Mejor me callo. Salen en la tele tan contentos, "pasándoselo bien", mientras en mi casa hay penas y trabajos pa dar y tomar... Y encima, en vez de aclararme las cosas, me quedé como antes de oírlos, o peor...
Los últimos cuatro años me han espantado. Rivera y Sánchez se portaron fatal con España, impidiendo durante un año formar gobierno al que había ganado mientras La Prensa malmetía todo el tiempo contra él (las únicas fotos de Rajoy favorecido son las de estos días) hasta echarlo valiéndose de jueces injustos y de las pataditas de todos, en un linchamiento mediático. Y Casado, que no se indignó lo más mínimo con la vejación de su líder, ¡ahora lo usa en su campaña!¡vaya un compañero! Y del 'morado', para qué hablar.
Además, el desastre social de estos últimos diez meses se hizo con la colaboración del PP. Con su silencio o aprobación están en marcha leyes terriblemente destructivas: Eutanasia, monstruosidades bioéticas, aborto imparable, suicidio y sufrimiento psíquico alarmantes, fracaso escolar endémico, negación del sacerdote a los moribundos, despenalización del sacrilegio y de las ofensas a los símbolos nacionales, Pacto de Estado para (promover) la Violencia entre Sexos en defensa de la mujer (mientras subvencionan de mil maneras el uso de su cuerpo como reclamo comercial), Sanidad despersonalizada y abusiva, política socio-cultural sectaria a más no poder, etc. etc. etc. Y todo eso por no hablar de la insidiosa amenaza de romper España con que la nueva política nos ha venido machacando  por su ineptitud o maldad y usando de la Prensa canalla, a la que se le permite todo. Más que indeciso, estoy harto de esta pantomima que llaman democracia y grito a voz en cuello que no nos engañen más. 
La santa Madre Teresa decía con lágrimas en los ojos que el peor crimen de la Humanidad era el aborto. Supo -privilegios de los santos- que la persona destinada por Dios a encontrar el remedio contra el cáncer había sido abortado. Y aunque hay un partido que abiertamente clama contra este grave atentado y clama también por la recuperación de la honestidad y el sentido común en la cosa pública, son mayoría pavorosa dentro de la misma Iglesia los que NO VEN que seguir con lo de siempre supone prorrogar la cultura de la muerte. 
Estos hermanos en la fe ¿han sentido arder su corazón en los debates de la tele? ¿se han sentido acompañados en sus fatigas? ¿se han aclarado algo oyendo a estos líderes? En una palabra ¿creen que Casado o Rivera se entregan al Bien Común? O más bien desparraman...
    

martes, 23 de abril de 2019

MUJER, MUJER

Mujer, qué bella te hizo Dios

En el futuro, tus cualidades, mujer, serán tan estimadas como las de los varones, e igual de fecundas. No albergarás ningún sentimiento de inferioridad ni tendrás que ocultar los rasgos de tu condición natural. Tu vida cotidiana será tan rica y emocionante como la que más, porque tus talentos y virtudes podrán desplegarse en toda su amplitud sin freno ni cortapisa alguna.
Tus sueños en el futuro serán tan realizables como los de cualquier varón y tu capacidad de influir en la sociedad no tendrá más barreras que las que tú misma te impongas.
La maternidad en el futuro será un ámbito de extraordinaria creatividad y realización y en absoluto una carga adicional de trabajo y responsabilidad.
En lo profesional, las mujeres compartiréis con los varones el gobierno de todos los asuntos sin complejos, mostrando con los hechos la tremenda riqueza que aporta vuestra condición femenina al bien común.
Tendréis también un lugar preminente en el entramado social que define los modelos culturales -lo que es estimable en cada época- realizando de un modo ejemplar la mudanza hacia un mundo más humano, llevándonos amablemente a lo esencial y desprendiendo nuestra mirada del lastre de los instintos.
Vosotras sois depositarias en exclusiva de un fabuloso caudal de experiencia, que brotó de vuestro genio y que aumentó con vuestras virtudes y del que todos hemos bebido. De él nace la conciencia de que el culmen de nuestra vida se alcanza cuando la entregamos. Y de entre todos los destinatarios de vuestra entrega, de un modo natural os dais vosotras en primer lugar a los varones, el grupo más numeroso. Ellos, si por vuestras virtudes lograran verse elegidos y agraciados, podrían, de puro contento, donarse a su vez a sí mismos hasta el extremo, de modo que de esa mutua entrega surgiera una criatura nueva y perfecta.
Tú, ‘mujer, mujer’, serás en el futuro como un río en crecida que atraerás hacia ti pequeñas corrientes antes mortecinas e irás saneándolo todo, haciendo fluir a la humanidad, renovada, hacia la definitiva civilización del amor.

Mañana, día de la Mujer, se cumple un año desde que se me ocurrió, por pura prudencia, ‘quitar cautelarmente de la circulación’ unos libritos del Instituto de la Mujer que me encontré por sorpresa a las puertas del aulario de 1º de la ESO. En ellos se ‘instruía’ a niñas de doce años, diciéndoles que tenían  el  derecho de meterse en la cama con los chicos y dejarlos plantados en cualquier momento de esa relación si así se les antojaba.
En aquella mañana anduvo muy ocupado el Director por la visita del señor Consejero y del Director Provincial y sólo al final de la jornada conseguí explicarle lo ocurrido y despejar mis dudas sobre la legalidad de aquel evento.
Algunos profesores se indignaron entonces conmigo, pero no tuve problemas con la Administración. Eso me extrañó en su día, pero luego caí en la cuenta de que en la sociedad empezaba a haber un clamor contra esa imposición que se atreve a desinformar, con tanto descaro y con tan graves consecuencias, a niñas de doce años, y por eso la Administración dejó pasar aquella ocasión sin castigarme.
Pero si la ocasión la dejó pasar, no hizo lo mismo con el castigo, y ya el resto del curso fue para mí un auténtico quinario y preludio de un mal mayor.
Me trasladaron por sorpresa a Mocejón al curso siguiente, al centro de donde me habían sacado en distintas ocasiones por haber denunciado yo malísimas prácticas de gestión. Una madre se prestó a dar un falso testimonio contra mí, y ‘vertida a la calle’ su inmundicia y engrosada con otras 'aguas sucias' semejantes, llegó a formar una corriente tan apestosa y fuerte que me envolvió sin remedio, y que tiempo ha que me habría ahogado si no fuera yo un poco experto ya en salir a flote cogiéndome a ‘un madero’.
Educar, del latín educere, es “hacer salir el conocimiento del alumno"; y en eso consiste el trabajo del docente. Lamentablemente, se ha consentido una injerencia impropia de los padres en las competencias de los profesores, conculcando de hecho la libertad de cátedra. 
Todos tenemos la experiencia de que ‘lo que sabemos’ es un todo –interrelacionado- del que brota la acción apropiada a cada problema que se nos presenta. También sabemos que en ese depósito de conocimiento ocupa un lugar básico lo que nos enseñaron de pequeños, aquellas experiencias que pusieron a nuestro alcance los adultos de nuestro entorno. Y como todos hemos comprobado, esas nociones generales y formas de mirar la vida que nos constituyen, están tanto más firmemente adheridas a nuestro ser cuánto más se hayan apoyado en experiencias sensibles gratas -como las asociadas a los dulces y platos típicos que todos hemos degustado en las distintas fiestas del año. 
Algunos que me difaman dicen que yo no enseño nada a mis alumnos y que les hablo de cosas inapropiadas; y que luego intento ganármelos regalándoles Huesitos grasosos. Pues bien, como la calumnia suele tener una parte de verdad, la voy a mostrar.
Hace años que el currículum oficial obliga a explicar ‘Halloween’. Esa palabra procede del Inglés antiguo y su traducción es “Víspera de Todos los Santos”. Es obvio que el origen de esa fiesta es católico, y católica era, y mucho, la Inglaterra donde nació el Halloween. Los chicos no son tontos y desean que se les expliquen bien las cosas. Quieren divertirse, claro, pero agradecen mucho que se les abran los ojos a este mundo –peligroso- en el que viven. Forma parte de la labor educativa, pues, mostrar el origen y evolución, al modo simple que ellos alcanzan a comprender, de lo que se les 'invita' a celebrar con tanta alegría. Y en ese acompañamiento instructivo que hacemos los educadores, tuvo el autor de este artículo la “grasiosa ocurrencia” de regalarles a sus queridos chicos el postre español más típico de esa fiesta tan popular desde tiempos remotos en toda la cristiandad: los famosos Huesitos de Santos. Sin reparar en gastos, por amor a sus pupilos, este profesor compró en Santo Tomé  esos exquisitos dulces a un precio de ¡50 euros el kilo! y los repartió entre sus pobres "brujas, fantasmas, monstruos y zombies” el día de Halloween. ¡Qué locura! No es de extrañar que al día siguiente ya no le dejaran dar clase ¡no fuera a ser que los niños se convencieran de que era un buen profesor! 
Y es que en la lógica -ilógica- de los que nos gobiernan, anunciar con el ejemplo que la verdad, el bien y la belleza existen, es muy peligroso y sólo se les ocurre hacerlo a los que están locos. Y yo estoy llegando a la conclusión de que no les falta razón.   

jueves, 18 de abril de 2019

¡BENDITO Y GLORIOSO DÍA 18, TODO VESTIDO DE BLANCO!




Hace XVI años, un día lluvioso como el de hoy, conocí a una maravillosa mujer y tras unos meses de noviazgo, un 18 de septiembre, me casé con ella. Enseguida fuimos a ver al Padre Mendizábal que, amorosamente, nos advirtió de que el paso que acabábamos de dar no era el final sino nuestro comienzo en la Universidad del Amor. Muchas veces más nos ayudaría este gran sacerdote a superar asignaturas difíciles de esa carrera, hasta que el Señor lo llamó al cielo, un jueves 18 del uno del 18. También al poco de casarnos fuimos a Roma para ser bendecidos por el Papa, pero se suspendió súbitamente la audiencia por el agravamiento de su enfermedad. Ese año le 'tocaba' predicar el Vía Crucis del Viernes Santo al Cardenal Ratzinger -¡un 25 de marzo!- y el dos de abril se murió el Papa Santo. Reunido el Cónclave el 18 de ese mes, en unas horas eligió a Benedicto XVI como sucesor de San Juan Pablo II. 
Ayer precisamente cumplió el Papa Emérito 92 años y en esa cumbre de su experiencia nos regaló 18 páginas espléndidas sobre la situación de la Iglesia y el mundo. 

Esas coincidencias de los varios 18, me han hecho ver una relación significativa entre los sucesos de la actualidad.
Los que me conocen saben cuáles son mis convicciones y que hago todo lo posible por ser coherente con ellas, hasta sufrir persecución. Destaco de entre mis creencias un par:
Primera: Sólo en Jesucristo está la salvación; y hacer su voluntad es el único empeño que merece la pena. El discernimiento puntual de esa voluntad puede ser penoso a veces, pero hay un principio claro: La vocación recibida; en mi caso, el matrimonio. Éste es para mí el bien a preservar por encima de todos, incluso por encima de mi propia vida. (Esto es lo que Benedicto XVI llama en su escrito 'La categoría básica del cristiano').
Segunda: Estoy salvado en esperanza y ello me impele a darme a los demás, como Cristo se entregó por mí. El amor de Cristo me apremia a ser testigo de esperanza; por eso escribo este blog, y por eso sufro cruz, como mi maestro.
En aquel memorable Vía Crucis del Coliseo, en su primera estación, se nos dijo: "La justicia es pisoteada por el miedo a la prepotencia de la mentalidad dominante. La indecisión, los respetos humanos, dan fuerza al mal". Aunque se añadía que esa es nuestra condición de siempre, hoy cobra tintes dramáticos por la tiranía de lo 'políticamente correcto', que alcanza también, cómo no, a la Iglesia. Y tal vez por eso está pasando desapercibido para la opinión pública cristiana este último texto tan iluminador de Benedicto XVI.
Al respecto del mismoel 'católico' ABC publicó el sábado un comentario de cuarenta y pico líneas entre un aluvión de chismes electorales, y tan solo vuelve hoy al asunto para darle carpetazo con una foto de los dos Papas en el Alfa y Omega y sin transcribir ni una palabra de las del insigne teólogo.
En el precioso texto se dice, a propósito del escándalo de la pederastia en la Iglesia, que dos años y medio después del Concilio Vaticano II, el mundo vivió un ataque sin precedentes a la tradición: París vs. Roma. Un orden nuevo que negaba en lo natural -como el sexo- cualquier relación a Dios,  se impuso al mundo, atacando la autoridad moral de la Iglesia con razonamientos erróneos y actitudes violentas,  sembrando la cizaña del relativismo y abriendo la puerta a la ideología del enfrentamiento humano. Y por estar en el mundo, también los caminos de la Iglesia se complicaron entonces...
Hoy, medio siglo después, arde el templo de Nuestra Señora y no es posible saber en verdad la causa, pues de aquellos limos vinieron los lodos de la confusión actual, que impiden la clara visión de lo que pasa. A pesar de todo, la Iglesia Santa subsiste, nos dice Benedicto XVI, según lo que el mismo Señor había anunciado a los poderosos de su tiempo: "Destruid este Templo y Yo lo levantaré en tres días", refiriéndose a su cuerpo pero afirmando al mismo tiempo que las llamas del mal no acabarían nunca con la Iglesia.
El extravío que ha conducido a muchos clérigos al lamentable lodo del pecado sexual, va parejo al de otros que, dejándose llevar de su soberbia, han divulgado enseñanzas propias, desdeñando la tradición y la oración como caminos seguros.
Vivir de un modo auténtico la propia vocación y dar ese testimonio, lleva al martirio, o sea, a la esencia del ser cristiano. Esto es válido para la vocación religiosa y también para la vocación matrimonial.
Mi esposa y yo nos casamos convencidos de que emprendíamos un camino bellísimo de realización cristiana. Luego tuvimos la inmensa suerte de cursar el Máster en Ciencias del Matrimonio y de la Familia en el Instituto Pontificio San Juan Pablo II -dependiente de la Universidad Lateranense de Roma- y vimos sobradamente confirmada nuestra impresión sobre el imponente horizonte del Amor Humano.
Llevo tiempo pensando en contar por escrito cómo han sido los nueve años de matrimonio que hemos vivido desde entonces y cada vez que lo pienso me veo igual de incapaz de abordar esa empresa. Sé que la razón de que hayamos vivido tantas contradicciones en este tiempo es la misma que ha intentado revelarnos el Papa emérito en su escrito: Una intensa acción del mal, largamente preparada, para frustrar el proyecto estrella de Dios: El triunfo de Su Amor a través del amor humano.
Estremece ver hasta qué punto han penetrado los escándalos sexuales entre los religiosos, pero yo estoy aún más impresionado  de ver hasta qué punto han alcanzado a los casados. En ambos casos las primeras víctimas son 'los hijos', espirituales o biológicos, y aunque no sé el juicio moral que merece este delito en uno u otro caso, me angustia más el abuso de los nacidos de unión carnal que el de los espirituales. Y por puro designio divino he podido yo tener conocimiento de esta realidad, que me ha angustiado en extremo y me ha forzado a tomar decisiones en que comprometí seriamente mi seguridad personal; pero como he dicho antes, Caritas Christi urget nos.
Y el Padre Mendizábal, qué pinta en todo esto. Ahora se reclama la apertura de su causa, ¡cómo no! y los que la apoyamos sabemos bien hasta qué punto su compromiso apostólico ha sido heroico a la hora de enfrentar con nosotros las batallas que contra nuestra vocación -religiosa o matrimonial- nos había preparado el maligno.
Interpelado por última vez sobre lo que consideraba imprescindible para ser comunicado a un gran grupo de matrimonios, respondió: "Quereos mucho, porque hoy en día, un matrimonio que se quiere, ya es un testimonio impresionante".
Éste es el quicio de este artículo de actualidad: la batalla en marcha contra el Amor, la batalla contra Dios. Hay que decir que en estos momentos, el hecho de que se haya escrito un texto tan atrevido y limpio como el de Benedicto XVI es ya un signo de que empezamos a sacudirnos el yugo de esa impostura que caracteriza nuestra época. Y muy valiente ha sido el Papa Emérito al pedirle permiso al Papa para publicarlo, dándonos ejemplo de que hay que servir a Dios antes que a los hombres.
Hay signos también en la sociedad civil de que ese corsé de lo políticamente correcto se está aflojando, aunque pueda llevarnos mucho tiempo soltárnoslo del todo para ponernos las vestiduras blancas.




martes, 16 de abril de 2019

ARDE PARÍS

POLVO ERES

Hace 40 años estuve en París como un pájaro en un bosque y me pareció una ciudad de ensueño. Volví hace poco a visitarlo y me encontré una ciudad muy distinta. Trocadero ya no eran jardines rumorosos sino polvo y asfalto, y sus visitantes ya no eran ninfas y elfos sino gente encogida que comía perritos calientes y compraba 'torres eifel' de hojalata a una nube de manteros que lo llenaba todo. Sucio y destartalado encontré París, y pensé: "es lógico, es lo mismo que veo en España: la descomposición paulatina de una civilización".
Ya hace tiempo que la res publica se ha convertido, por mor del dinero, en un lodazal casi impracticable, en el que sólo se meten héroes o villanos... Como a un árbol se le conoce por sus frutos, sabemos que la mayoría de los que hoy manejan el timón lo hacen por demostrarse a sí mismos que ellos sí que valen... Esta temporada nos tienen ya entretenidos con sus luchas, ambiciones y disparatadas promesas electorales; y al final, nada entre dos platos. Cambiarán los regidores y seguirá el declive.
Antes eran dos, ahora son cinco. Yo empecé "siendo de izquierdas" porque mi idea de una sociedad justa no casaba con una coyuntura de pobreza material de muchos y riqueza de unos pocos. Luego voté a la derecha porque me parecieron aún más pobres que los obreros pobres los inocentes a los que se mataba antes de nacer. Y después ya fui haciendo equilibrios, buscando donde poner el pie porque el fango lo anegaba casi todo. Como la cosa ha ido yendo a peor, hoy no sabemos a quién votar.
Una vez más la ciencia estadística nos examina para configurar el reparto del pastel. Los que pagan esos costosos estudios advierten a los asesores electorales: "Conviene debilitar la cultura común que amalgama a este pueblo; conviene que se culpen unos a otros de la mala vida que les damos... Haced lo que sea para que se peleen." Y notarán Vds. que esto es así ¿verdad?
De las cinco opciones políticas ¿cuáles son las que van a atajar los verdaderos problemas?
Tenemos sobre todo dos grandes calamidades: Una, la ocultación generalizada de la verdad, de arriba a abajo, en todos los estamentos sociales, por miedo a las represalias; y otra, la sustitución de la verdad por un fundamentalismo religioso disfrazado de sistema político que llaman democracia.
Estando la verdad tan amenazada, el aumento de la represión es un hecho y el abuso institucional también.
La 'buena' organización social, con una política y una economía participativas, ha dejado de funcionar hace tiempo y los esfuerzos de hoy de la gente de bien son para ralentizar el constante deterioro.
Por otro lado, no hay que olvidar que estamos en un contexto globalizado, donde problemas y soluciones traspasan las fronteras nacionales. Se configura así un enrevesado puzle planetario donde nadie puede casar sus piezas sin tener en cuenta al resto. Y lo malo de esto es que la tendencia mundial es al caos por causa del egoísmo, el cual promueve una atomización disgregadora que libera una energía altamente explosiva.
En esta situación, las fuerzas vivas que provocan esa disgregación no dejan de actuar y están ya presentando en España distintos espejismos para que el resultado de las próximas elecciones nos incorpore a la tendencia de moda, la del cambio de era:
Es la hora de los valores y la vuelta a los principios sin complejos (una vuelta de 360·); es la hora de una España que hace justicia frente a los rebeldes (títeres reos y jueces); es el momento de la España de las libertades (teóricas, pues certificar una carta viene a salir por el 1% del SMI); es la ocasión para una España de gentes con derecho a decidir (a abusar del Bien Común); para una España emancipada de arcaísmos paralizantes (como el 'No matarás'); para una España pacífica y de buena fe (acomodada y 'buenista'); la hora para seguir progresando (hacia la nada); la hora 103... Y es sobre todo la hora para los que trabajan cuidadosamente la propaganda en los medios, con datos sociológicos hurtados, para que el algoritmo electoral que lleva al Nuevo Orden no falle.
Pero aunque estamos metidos de lleno en un combate cósmico, y los desastres están garantizados, VOX es una oportunidad, aire fresco entrando en el cuarto oscuro de la política española. Claman LUZ y VIDA, como una VOX que grita en el desierto. No son ellos la verdad, pero la añoran. Y vienen como embajadores de los sin-VOX: Han escuchado de Santa Teresa de Calcuta que el aborto es el crimen más deleznable de la Humanidad; y tan sólo por eso ya merecen el voto.
¿Dice Vd. que es infantil mi caminito de vida, Monseñor? ¿o es más bien el único capaz de apagar en París, en Lisieux o en dondequiera que sea los fuegos del odio? Porque en medio de tanto dolor, nosotros, los pobres de Yahveh, estamos llamados a acogernos a la sombra de sus alas mientras pasa la calamidad. Y a rezar con Habacuc su profecía, que es como un salmo:
"¡He escuchado la voz del Señor y se estremecen mis entrañas, a esa voz titubean mis labios, penetra la caries en mis huesos, y tiemblan mis pasos al andar! [Terror religioso ante la responsabilidad frente a Yahveh, pero el terror cede:]
...Tranquilo espero el día de la angustia, que sobreviene al pueblo que nos oprime. La higuera no volverá a echar sus brotes, ni habrá racimos en las viñas. Fallará la cosecha del olivo y los campos no darán alimento, se acabarán las ovejas en el redil y no habrá bueyes en los establos. ¡Mas yo exultaré con el Señor, me alegraré con Dios mi salvador! Porque mi Dios es el Señor, Él es mi fuerza y mi alegría, él me da piernas de gacela, y me hace caminar por las alturas."