Imagen de FÍATE

Imagen de FÍATE

lunes, 31 de diciembre de 2018

¿TERTSCH? NO, GRACIAS


 'V' de VOX en la cumbre

Un amigo colgó en FB una nota con el enlace a un evento reciente titulado “España a debate”. Duraba dos horas y veintidós minutos y logré verlo entero. Esparza, un escritor con 22 obras publicadas, lo moderaba, y entre los participantes estaba el organizador del evento, Santandréu. Junto a éste había otros seis ponentes, en una tarima frente al público, como en un aula. Tras una introducción del valenciano, Esparza tomó la palabra y presentó al grupo, al que definió como intelectuales. Dijo que cada uno hablaría doce minutos por orden alfabético: Jon Juaristi, Pío Moa, Fernando Paz, Leopoldo Peñarrocha, Sánchez Dragó y Herman Tertsch.
El contenido estaba pactado y muy estructurado. Cada invitado tenía que poner un mensajito, hasta el punto de que Dragó, sintiéndose muy comprometido por esa obligación, decidió cumplir con ella al principio, y así dijo que anticipaba el final de su intervención, pidiendo que los líderes de PP, Cs y Vox se unieran en una única candidatura.
Joaristi intentó explicar el separatismo desde la historia de la relación entre los vascos y España.
Para Moa estamos mal porque la derecha, desde la Transición, viene renunciando a la lucha de las ideas. Y dice que hay algo resurgiendo, que él llama Frente Popular, cuyo fin es destruir la cultura cristiana y que medran identificando Guerra Civil con guerra entre fascistas y demócratas (siendo que ellos son totalitarios). Y afirma que hay que vencerlos culturalmente.
Para Fernando Paz la entraña de España es católica y por eso la izquierda no puede aceptar la historia real de España.
Peñarrocha informa del ataque del pan-catalanismo al valenciá, del cual no se puede dudar que es una lengua distinta.
Sánchez Dragó empezó lamentando que haya tanta prisa en la tele, que él necesitaría más tiempo. Curiosamente le cortaron antes que al resto y aunque se resistió, su discurso quedó deslucido por las constantes interrupciones. Hizo afirmaciones valientes como decir que las autonomías son una lacra y que los españoles no tienen formación y por tanto su voto es un peligro para sí mismos.
Me llamó mucho la atención un hecho singular de este debate. ABC no es trigo limpio, y muchos plumillas suyos, como Tertsch, son expertos en agitar a España. Pues sucedió que, llegado el turno de palabra de este periodista, Esparza se lo saltó y él no dijo nada; una reacción como la de aquel que va a ver una casa en alquiler, que está bien y, ante el elevado precio que pone el dueño, asiente a la primera pareciéndole estupendo. Si la reacción normal sería sentirse contrariado, el mostrar conformidad indicaría que el cliente es un pufista. La primera vez que Herman abrió la boca en el debate fue para enmendar, sin fundamento, una tesis de Dámaso Alonso citada por Dragó. Y ya en el turno de preguntas volvería con lo de “estamos llegando al enfrentamiento civil”, “podemos llegar a ser una Venezuela”, “Rajoy dejó que la izquierda se recompusiera tras Zapatero”, “La Iglesia le debe mucho a España y la gratitud nunca ha sido excesiva”, y etc. etc., lindezas para meter miedo y cizaña. Una perla que añadió al debate este “intelectual” fue que el primero en entrar en la Moncloa invitado por Sánchez fue Soros.
Esa prensa para la que Tertsch trabaja empieza a hablar mucho últimamente de este tal Soros, un ricachón petulante, personificando en él siniestras intenciones. Eso está por ver pero en cambio es manifiestamente siniestro lo que este periodista dice y su facilidad para liarla.
Otra cosa que me llamó la atención es que al poco de empezar “el debate” (que no fue tal pues lo que se decía no se rebatía) fue que Esparza se dirigió al pequeño auditorio allí congregado en un tono bastante irrespetuoso, como el que pone orden en un grupo amorfo de personas que están de figurantes. Las que, por cierto, aplaudieron sobre manera las intervenciones destempladas de Tertsch.
Y al acabar volvió Santandréu a pedir el voto para VOX, bendiciéndole como el nuevo partido del voto útil.
Y esto fue lo que dio de sí este insólito “debate” de la “intelectualidad de derechas" española sobre el controvertido tema de España: “Izquierdas y Derechas, separatismo y totalitarismo, mentiras de la izquierda, ‘Frente Popular’ enemigo, destrucción del cristianismo, masonería, pugna cultural, candidatura única de derechas y VOX”; una aproximación desde el enfrentamiento entre españoles, poniendo en la cumbre de la derecha al partido de Santiago Abascal.
(Nota: Este texto es de hace mes y medio, y visto a la luz de los acontecimientos posteriores saco la conclusión de que el ensalzamiento de VOX era sólo para mejor despeñarlo después por extremista).

LA ESPAÑA DEL 19

Constitucionalistablish y VOX

Después de algunos titubeos, la marginación de VOX alcanzó consenso entre las fuerzas vivas: Prensa, Partidos, Iglesia (la voz de la CEE en 'α y Ω') y Redes Sociales. 

La Gaceta de Intereconomía, por ejemplo, a los 90 minutos de conocido el resultado andaluz, mantenía en portada una foto oscura sin sentido, intentando ganar tiempo para ver qué orientación iban a dar al asunto, porque se había dicho durante la campaña que ellos apoyaban a VOX. Hoy, este medio mentiroso saca en su portada-chistera al Rivera de las mil chaquetas, caracterizado por enésima vez de gran estadista, y con un titular endiabladamente moderado: Ciudadanos apela a la abstención del PSOE para marginar a VOX.

Si yo fuera del PSOE me convencería de que es preferible que el trepa-Rivera –que al fin y al cabo apoya la eutanasia y todas las otras leyes socialistas de destrucción social- gobierne en Andalucía a que metan la nariz en política 'los fachas de VOX', porque está claro que si la meten en el feudo socialista entrarán a saco en el resto de España.
De C's se puede esperar cualquier traición, pero ¿qué hay del PP? La siguiente foto de la Gaceta-chistera de hoy es otra excelente expresión del poder manipulador mediático: Moreno luciendo su más espléndida sonrisa, mostrándose condescendiente con VOX y al mismo tiempo mandándolos finamente a paseo, diciendo que con quien de verdad se entiende es con los constitucionalistablish riverianos. El que va a ser Presidente de Andalucía, a pesar de ser del partido más obligado a frenar la destrucción de España, elude entrar en la polémica de VOX para no ensuciar su imagen. Pero en la trastienda, Casado bendice leyes venenosas de Sánchez (cede al Estado la educación de los niños y niega al moribundo el derecho a un sacerdote) para lograr la abstención de Susana en la Investidura de Moreno y ningunear a VOX, el verdadero enemigo. Sánchez, con la excusa de estar salvando a la democracia del peligro de los 'ultrafachas-amigos-de-Le Pen', consentirá en abstenerse. De resultas, tendremos un gobierno de Andalucía sin VOX -y sin cambios- y por el mismo precio un precedente sólido del nulo futuro de VOX en política. La pinza, el bucle, la mentira, los poderes en la sombra, atacan de nuevo.
En cuanto a Abascal, antaño dorado alevín de Ariza, hoy le saca La Gaceta en cuarta fila, de espaldas y acabado, con una foto triste y oscura de la campaña, y con un titular a juego que es como una queja lánguida y resentida, donde el pobre líder, apeado definitivamente del poder, resulta más patético que nunca insistiendo en su tono victimista y amenazante: “Lamento el “desprecio” de C's a los votantes de VOX”.
(Escrito cuando C's intentaba evitar la foto con VOX. Hoy vale de aviso para el futuro. ¡Feliz Año 2019)

sábado, 29 de diciembre de 2018

MUY SENTIDO

La amargura se convertirá en paz

Desde lo profundo de uno mismo brota a veces un discurso muy sentido que agrada al que lo oye porque le suena familiar, propio. Esa experiencia no es frecuente porque vivimos de espaldas a la verdad. Sin embargo, aunque nos rodea la apariencia, añoramos lo auténtico, lo buscamos y nos felicitamos cuando lo encontramos. Muchos ahora tenemos puestas las antenas en el discurso de VOX porque percibimos en él algo de verdad. 
Los medios lo saben mejor que nadie. Saben que su fulgurante ascenso no es casual, que responde a que por fin ha empezado a levantarse el velo que taimadamente habían ido ellos extendiendo sobre España. Por eso andan revueltos intentando brindarnos la clave de nuestra ‘verdadera realidad’. Temen perder el timón de ese otro timón (aum. de timo) suyo, tan rentable; ése de la prosperidad que nos trae la democracia. Afilan sus lápices como colmillos los más avezados plumillas y elaboran sofisticados textos que nos marcan, que imprimen una huella racional en los circuitos de nuestro cerebro que toman las grandes decisiones. Ya la Prensa está trabajando para su amo en clave electoral y no quiere por nada del mundo “sorpresas democráticas”, no quiere más cambios que los que lo dejan todo igual.
La guerra que libramos no es como dicen ellos la de la visceralidad frente al raciocinio, es la de una fe razonable en la humanidad frente al idealismo racional deshumanizado. En ese mundo que se imaginan que ‘construyen’ vamos bien, los indicadores globales dicen que progresamos. Pero cómo podemos estar seguros de eso si la mentira no se puede distinguir de la verdad. ¡Infórmate!, dicen hipócritamente; y si no lo haces y niegas esa evolución eres un egoísta y un enemigo del progreso y tienes que ser combatido; ¡qué horror!. 
Frente a esa imposición totalitaria, muchos afirmamos una verdad muy sencilla: El mundo no puede estar yendo a mejor cuando lo que vemos a nuestro alrededor se está desmoronando. A diario vemos caerse los muros de la bondad, la compasión, la ternura, la paz, la tranquilidad, la belleza, el decoro, la humildad, la inocencia, la ilusión, el porvenir, el asombro, la justicia, la responsabilidad, el honor, el pundonor, la valentía, la tenacidad, la generosidad, la abnegación, el altruismo, la confianza, la esperanza, el amor… 
Los antaño cálidos lugares de la comunicación, de la acogida incondicional y la seguridad, se desmoronan. En su lugar crece la maleza y la malicia. Lo que con tanto esfuerzo construyeron nuestros antepasados es ahora sistemáticamente destruido. Ese y no otro es el verdadero sistema del que nos reprochan ser anti-; esa destrucción, la única razón de ser del sistema que dicen que amenazamos; un montaje que se afana en cambiar las bases del mundo conocido, que arde en deseos de quemar las raíces de la historia dondequiera que afloren.
Y es aquí en España donde están aflorando ahora con inusitado vigor, y han puesto en pie de guerra de un salto a los acomodados agentes de DonDín. 
Me he afiliado a VOX con el ánimo de hacer oír mi VOZ en esa organización y en la sociedad. Ayer recibí la carta de bienvenida de D. Santiago, en la que, ilusionado, me animaba a esforzarme por hacer realidad el sueño de una España más viva, más democrática. Yo le respondí diciéndole que, si bien necesario, nuestro esfuerzo sería insuficiente para garantizarnos el triunfo; que el grado de invasión silenciosa de la barbarie era tal que, como en los momentos más delicados de nuestra historia, no sería posible hacerle frente sino con la ayuda de María, la Mujer que en la unión íntima con Jesús es todopoderosa. 
A ti, María, nos encomendamos en esta lucha contra el Maligno, no nos desampares y danos fuerza para perseverar hasta el final, donde contigo descansaremos de este duro, duro bregar.

domingo, 23 de diciembre de 2018

VOX POPULI


Gente con corazón


Con mucha frecuencia somos esclavos de nuestros dones en vez de ser sus dueños, por la sencilla razón de que buscamos el aplauso de los demás. El que es apuesto vive pendiente de su imagen, la mujer poco agraciada se vuelca en desarrollar su pesquis celestinesco y el varón poco viril y chismoso ansía ser un Maquiavelo.
Sin duda alguna, el nombre más repetido en la Prensa en estos últimos seis meses es el de Sánchez, seguido, aunque de lejos, del de Cataluña. La Prensa le atribuye poderes taumatúrgicos, como si las operaciones del Gobierno salieran de él; y así pueden criticarle, focalizar en él todo el malestar general. 
En el angustioso año en que Sánchez y C’s secuestraron la democracia española, Pedro no daba un paso sin Hernando Vera, a cuya vera entraba y salía, sin que nadie entendiera sus acciones. Y aquel asesor dejó paso a otros; porque hoy mandan los asesores, con ‘$’ de dólar. Mandan, por ejemplo, más "las ministras" Calvo y Ábalos que el propio Sánchez. Y éste tan contento, porque cuando se retire tendrá una pensión de lujo.
La Prensa es muy culpable de perpetuar este engaño, porque para ello tienen que desinformar. El editorial del ABC de hoy, por ejemplo, con un país hecho unos zorros por tanto mangoneo irresponsable, se saca de la chistera una España sólida y coherente, con buena salud: Instituciones sanas, ciudadanos bien formados e informados, activos y participativos, emprendedores y positivos, seguros y valientes, prontos a denunciar y corregir la mala praxis social, dueños de sí y amantes de sus familias. ¿A dónde vamos con este periodismo de serial? 
En palabras finas, ABC nos dice también que esa riqueza nacional está en peligro por VOX. No nos merecemos tanto ultraje, tanta mentira. ¡Ley de Prensa, ya!
VOX molesta porque amenaza el chiringuito de DonDín, un ‘paraíso’ donde el dinero haga lo que le plazca, sin que nadie le chiste. Pero nuestros padres y antepasados pelearon por otra cosa y nos legaron un país con alma. No seríamos buenos hijos si nos lo dejáramos robar; es nuestro deber defenderlo. Está en juego el honor, que vale más que el dinero: “Al Rey la hacienda y la vida se ha de dar, pero el honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios”. ¡Aúpa, VOX!



sábado, 22 de diciembre de 2018

POLÍTICA O HECHICERÍA


La imagen puede contener: una persona, sonriendo
¿Truco o trato? Da miedo...
El que adquiere deudas embota el filo de su economía, le decía Polonio a su hijo en Hamlet. Pero ha llovido mucho desde entonces y la Tierra ya no parece la misma.

En aquel delicado trance en que España pasó un año sin gobierno, los movimientos de Sánchez fueron extraños por demás. Como también lo fue su periplo posterior y el resurgir de sus cenizas,  fortalecido. Según ese extraño estilo suyo, ahora saca de la chistera unos Presupuestos manirrotos que según él van a ser la repanocha. Y lleva trazas de que así sea porque desde Bruselas le han dado sólo un tirón de orejas pero no lo han puesto de rodillas ni cara a la pared. Desde luego, nada que ver con las amenazas apocalípticas que llovieron sobre Rajoy en vísperas de que sus ímprobos esfuerzos por sacar adelante unos Presupuestos equilibrados fueran mandados a la letrina junto con sus más de 40 años de servicio público. Y para colmo, el chico Sánchez es respondón y se atreve a 'explicarles' a sus mentores que sus cuentas son el mayor esfuerzo estructural de España en el último lustro... como no se estuviera refiriendo a que con la eutanasia y sus otras leyes inhumanas iba a quedar España como una seda para que los que le pagan hicieran con ella lo que les diera la gana...

A base de cegar las corrientes respetuosas con la tradición, remota y reciente, Sánchez y los demás prebostes se mueven como pez en el agua en el terreno pantanoso de la política actual. Su profesión consiste ahora en trabajar para unos amos que los promocionan en función de sus logros. Y las únicas cortapisas que tienen son las de un sistema de leyes que cada vez tiene más fisuras por donde colar billetes.
No hay escapatoria a este desquiciado marco actual. La ambigüedad es tan apabullante que repele cualquier intento sensato de afrontarla, ha llegado a un punto en que sólo podría hacerle frente una exhibición de certeza incontestable. Y sólo se me ocurre un acto que a los ojos humanos se presente cien por cien claro y distinto: la muerte. La esencia de este fenómeno es físicamente pura, sin mezcla, incontestable. Ciertamente, la muerte es hoy, como ha sido siempre, la única fuerza capaz de doblegar la obscena arrogancia de la mentira. Por su naturaleza, clara y distinta, la muerte ha sido el medio elegido por Dios para derrotar al mal y devolvernos la dignidad y la felicidad que nunca habríamos podido recuperar por nosotros mismos. Ese camino ha quedado abierto para siempre y aunque parece un túnel, acaba en la luz sin sombras.
"Ellos le vencieron en virtud de la sangre del Cordero y por la Palabra del testimonio que dieron; y no amaron tanto su vida que temieran la muerte."
   

LA PSEUDO CUÑA DE CATALUÑA


"El Lobo", las cuñas del robo
El problema de España son el PP y C’s, que encubren el desmantelamiento de nuestra casa común que realiza el PSOE. 
A la crisis económica se sumó en España la política, tensiones y desgobierno que nos acosaron pero que conjuramos con trabajo y solidaridad. Al causante de nuestros problemas –DonDín- se le hincharon las narices y ordenó a su brazo móvil -La Prensa- que hincara más la cuña de Cataluña. Y ya van tres años de monográfico. Entretanto, se aprueban leyes básicas que ni sabíamos que se estaban discutiendo, y de los manejos del Gobierno nos llegan apenas los comentarios de los plumillas.
Fue primero la impactante traca de la codicia de los políticos, con la que DonDín nos coló por bueno al camaleón Rivera. Con su cuento de limpiar España y el goteo de corruptos, se empujó al Gobierno al borde y uno de los suyos, casado con otro, le dio la patada final. El 155 tenía que ser cuestión de Estado, y su fracaso se debe a las condiciones que C’s, PSOE y la presión interna del PP le pusieron al Gobierno de entonces.
Prensa, Casado y Rivera, bendijeron también el contubernio de la Investidura de Sánchez, y siguen bendiciendo el rosario de leyes inicuas y destructivas que nos vienen asolando.
El aislamiento de los críticos, en una sociedad infantilizada por el ‘hábito de consumo de chuches’, permite el actual despiporre de la vida política española. La culpa de lo que ocurre en Cataluña la tienen el PP y C’s, cuya oposición es tibia o pone paños calientes al desmadre de Sánchez. Es hora de despertar y exigirles una política de hechos y no de gestos. Y si no que se vayan. Porque, en realidad, lo de Cataluña no es una cuña, sino una coña (¿RAE?).

lunes, 17 de diciembre de 2018

MANZARANJA

                               Cambio de paradigma

 Como otras veces, es Camacho el columnista elegido para hacer la gran pintada en el muro del ABC del domingo. Ayer escribía a propósito de VOX identificándolo con ‘populismo’. Me propongo "traducir" para Vds. su texto, diciendo VOX donde él dice populismo:
[Con un rigor fanático acorrala VOX a los proyectos moderados en nuestra política postmoderna.]
Los de VOX somos fanáticos y a pesar de ser pocos, somos grandes, fuertes y capaces de acorralar a la gran masa, ésa que consume palabras y cosas tan huecas como su vida -sin Dios o con un Dios a su medida- y que así le hace el juego a los que arruinan el planeta y la existencia pacífica en él.
[El viejo consenso liberal-socialdemócrata, que construyó el bienestar europeo sobre un modelo conciliador y pragmático, está quedando arrinconado por el empuje del maximalismo sectario, que explota el desencanto de los valores convencionales y se apodera de su ámbito con un discurso exaltado que explota emocionalidad, inventa enemigos y compone bandos no a partir de ideas sino de estados de ánimo.]
El avance económico que trajo a Europa el apoyarse cada vez más en la explotación del hemisferio Sur, y que despilfarró el caudal cultural europeo con una vida muelle basada en el auto-engaño y el egoísmo, está tocando a su fin por la llamada de la ‘sangre de Abel’, que reclama justicia y virtudes cívicas que pongan fin a la disimulada esclavitud de los occidentales y a esa violenta impostura disfrazada de ‘proyectos moderados' que la origina y que amenaza con extenderse a todos los ciudadanos libres de Occidente, para instaurar de nuevo la Ley del Talión o la anterior a ésa. Y aunque por el engaño que tan bien maneja es difícil identificar quién es el enemigo, está claro que el que trafica con España, o el que hoy está con el PSOE y mañana con el PP, o el que acabando el enemigo de degollar a su jefe de filas se frota las manos, no despiertan simpatías.
[El moderantismo… cuando se estrecha la calle de en medio.]
La irrupción de Podemos, haciendo bascular a Sánchez a la izquierda, causó por reacción un movimiento similar de la derecha, con el adelgazamiento del ‘centro constitucional’. Un “centro” que ya había llegado a convertirse en una religión de masas despótica, que castigaba cruelmente la disidencia de su credo, el de lo políticamente correcto.
El caldo de cultivo que propició esa evolución pudo tomar cuerpo en la molicie de la vida occidental; fomentada por Dondín, sí, pero consentida por la mayoría y obscenamente ignorante del dolor de millones de hermanos. Avanzada ya esa descomposición, la indolencia y el miedo hicieron que tragáramos sapo tras sapo de las repugnantes acciones de los más altos responsables del bien común (políticos y altos cargos de todas las administraciones, prensa, justicia, …). De esta manera se explica que podamos estar acercándonos al borde de una pendiente, pero no se deberá a ‘VOX’, en cuyas filas estamos algunos que hace mucho que veíamos venir una debacle, y que cuando banqueteaban los que ahora se rasgan las vestiduras, sufríamos ostracismo por reivindicar la concepción del mundo que habíamos heredado de nuestros buenos padres.
[La retórica de combate que propagan los líderes airados trata de convertir el voto en un puño de hartazgo con el que golpear al contrario, y en ese duelo pierden siempre los que tratan de mantener un criterio sensato. Durante la reciente efeméride de la Constitución se ha celebrado mucho la renuncia a los principios dogmáticos, pero ésta es la hora en que la moderación languidece derrotada a garrotazos. Vamos cuesta abajo.] (¡Grande Camacho!)
Muy paradójico es este párrafo, que contradice con su tono bélico el contenido pacifista que reivindica. Convierte en violentos a los que disienten de la religión relativista oficial, la que Camacho llama del “criterio sensato”, la que por cada año de los 40 de nuestra Carta Magna ha enterrado a un millón de bebés y ha ‘mutilado’ irreparablemente a otros tantos seres humanos por el insaciable culto que reclama Dondín.  Magna es la Carta para los que van por el camino ancho pero muy estrecha para los demás, los que en este tiempo, “glorioso" para Camacho, suspirábamos tan sólo por una vida honrada de trabajo y paz.



domingo, 9 de diciembre de 2018

HABLANDO DE VOX

¡Da la alarma, centinela!
Es domingo y hemos pasado una semana hablando del triunfo de VOX. Verdad Proscrita es el título de una de las columnas del abc de hoy, que trata de contextualizar el fenómeno. Luis Ventoso dice que este nuevo partido se suma a la ola de la progresofobia y da siete "facts" -tomados de Pinker- para desmontar el pesimismo social, tales como: "La obesidad ha sustituido al hambre como primer problema de salud mundial". ¡Humm! un mundo lleno de obesos...no me cuadra; en todo caso, si eso fuera así, lo que yo entendería es que la OMS se enfrenta a una pandemia de depresión, de falta de sentido (lo cual sí que es, por cierto, rigurosamente cierto, valga la redundancia). Ventoso, sin embargo, ante tanto pesimismo, prefiere tres explicaciones tomadas de Rosling, un médico fallecido, una de las cuales es el conocido refrán de que cualquiera tiempo pasado fue mejor porque éramos más jóvenes. Y termina el periodista afirmando que España está envuelta en una absurda espiral de autodesprecio. 
Otro columnista, A. Vargas Llosa, opina que VOX es el "clásico partido" de la versión iliberal de la genuina derecha, de la cual se distancia por los siguientes rasgos: prefiere el centralismo a la descentralización (¡Guau!); teme que Europa le robe la soberanía, en vez de criticar sólo los aspectos mejorables -como el constructivismo burocrático- y aplaudir con ecuanimidad las libertades que aporta la integración; asume un colectivismo identitario frente a la apuesta clásica del liberalismo de poner la libertad individual por encima de todo sin excluir el patriotismo. (¡Guau otra vez!). Y remata el autor su texto con el negativo de una foto de VOX: "Frente a este partido, la derecha liberal tenemos que seguir defendiendo lo nuestro: Libertades, Constitución, Europa, libre comercio, derecho positivo y derecho a cambiar sin alterar el orden". 
Los peyorativos sobre VOX han abundado en el diario citado toda esta semana, hoy por ejemplo, en una lectura rápida, me han salido al paso los siguientes: extremado, arriscado, xenófobo y bravío; e incluso me he encontrado una insinuación de que VOX recibe dinero de EEUU, de la Fundación Heritage y de Bannon, para dividir a la UE.
Lo que vengo oyendo estos días se parece mucho a un aluvión: se mezclan materiales muy diferentes que adquieren la triste uniformidad de ser un conglomerado de deshechos. Hace falta ponerse una mascarilla y tener la paciencia de un arqueólogo para clasificar toda esa impureza y sacar algo en limpio. Yo, con la firme voluntad de contribuir al progreso de España, con el convencimiento de que a río revuelto..., y con la ayuda de Dios, me meto en esa refriega.
VOX no es "el clásico partido", como dice Vargas Llosa, por la sencilla razón de que acaba de nacer; y los retratos que le vienen haciendo están todos desenfocados por el interés. En la foto de este periodista, Vargas, un revelado correcto pondría en evidencia que sus afines no están dispuestos a renunciar a los logros que ya han alcanzado, a saber: 1) Las "libertades" impuestas por ellos; 2) Una Constitución manipulable; 3) La Europa abusiva; 4) La ley del más fuerte; 5) La ideología de género; 6) El status quo. Sin duda esa es su gloria y la de la Prensa que le paga. Y ahí tenemos una razón de peso para "la irrupción de VOX".
Muchos pensamos que de todo ese bien que dicen que nos rodea -la versión cool de esos logros liberales- sólo queda la fachada; que el estado del derecho de los españoles es una ficción y que, de hecho, lo que estamos viviendo se parece mucho más a la guerra que a la paz, la cual resiste -más que existe- gracias a la virtud de este pueblo corajudo.
El hostigamiento a los hombres y mujeres de bien es permanente y encubierto. La autoridad natural en todos los órdenes institucionales e individuales es atacada con furia -paternidad, monarquía, justicia, educación, conocimiento, soberanía del pueblo, tradición. 
El día a día en este ambiente es heroico. Se hacen invivibles las realidades más próximas y entrañables, la familia, la educación, la salud, la seguridad, la buena vecindad, el cuidado de la propia vida; en vez de ser asistidos en la necesidad de estar informados y formados, sufrimos lo contrario: la prensa miente, las aulas pervierten, las bibliotecas no facilitan el acceso al conocimiento, Internet desinforma, se prohíbe incluso la difusión de información en las calles, las redes son como selvas, y, como resumen, disentir y denunciar se persigue a muerte (y hoy te matan lentamente sin que nadie se entere).
Este desamparo del ciudadano de a pie tiene su reflejo en una forma de estado que se ha desvirtuado casi por completo. Véanse si no los últimos capítulos de la política nacional: los españoles descabezados -pero no descorazonados- resistiendo durante un año la falta de presidente por el bloqueo de la pinza de C's y Sánchez; los infiltrados del PP desde dentro y La Prensa desde fuera uniéndose para derribar un gobierno sólido y la Justicia 'infiel' que echa mano al ariete; la corruptela instalada finalmente como colofón a la campaña de "honradez" enarbolada por C's; en resumen: corrupción y aberración institucional.
En el fondo, que el horizonte sea cada día más un mundo sin Dios; que el Hombre sea cada día más como un animal que come, bebe, se reproduce y muere; que nos gobiernen niños; que medren sólo los inicuos y pervertidores; que nos metan el vicio por los ojos y se enseñoree de las calles; que se nos empuje con violencia a obrar mal, son, en definitiva, las razones más que evidentes del nacimiento de VOX.
El programa de este partido es una semilla que si la cuidamos llegará a ser lo que Dios quiera; los peligros  a que se enfrentará son los de una sociedad peligrosa; su futuro es incierto pero es, ante todo, una oportunidad. Como todo 'partido', VOX luchará por 'hacerse entero', por convertirse en una unidad que supere la división entre españoles. Hoy por hoy, la realidad de VOX es la de una España viva, y tenemos una cosa clara: la vida se abre paso. ¡Ahí vamos!

































sábado, 8 de diciembre de 2018

RIVERA Y EL GUADIANA



¡OJO AL PARCHE!
La ley escrita mata, lo importante es el espíritu de la ley. Reducido este espíritu a nada, sobreviene la confusión -y sus hijos los "ismos", como el nacionalismo.

El lío de los catalanes no vino por un golpe de Estado, sino porque son listos y van aprovechando los múltiples agujeros que van surgiendo en los ordenamientos jurídicos del mundo occidental. 
Lo que sí fue un golpe de estado  fue lo de quitar a Rajoy. Su gobierno nos sacó del hambre y, en el terreno espinoso en el que le dejaron tras el largo asedio a España, actuó bastante bien respecto a Cataluña, aplicando el 155. 
Luego la Prensa, las condiciones que le puso el PSOE y la viscosidad de C's (que preparaban el  terreno al golpe-Gürtel) causaron la supresión prematura del 155 y el barrizal actual. 

Ayer me enteré del discurso de Casado por el brazo articulado de la Prensa, esto es, las redes. Muy cucos, cuando los problemas son la aprobación del PSOE de la barra libre para que los españoles se maten, el hachazo a los autónomos y con ello a la libertad y la dignidad del trabajo y la connivencia de Bruselas con el disparate-presupuestario-agendasocialdemuerte, ponen en escena un "discurso de Estado" pero cuidándose muy mucho de que C's y Vox, cuando más llamados estaban a mostrarse aliados, no aparezcan a su lado, no fuera a ser que prosperase el apear a Sánchez del machito ahora que tanto está haciendo por destruir a España. 

El golpe, Casado, ya nos lo habéis dado. Y lo hemos sentido todos en nuestras carnes. Algo nada bueno habéis traído los "nuevos". Y a propósito de nuevos ¿dónde está C's? no se le ve dando la batalla de la derecha a Sánchez ¿estará agazapado esperando a saltar sobre su presa? Aparece y desaparece como el Guadiana.




jueves, 6 de diciembre de 2018

UN NIÑO SE NOS HA DADO

¡Un tesoro para ti!

C's nunca fue 'de centro' sino 'de lo que convenga'. Rivera es de padres andaluces pero medró en la prosperidad catalana y reniega de su origen. Los suyos, con la cobertura de los medios, modernizarán la opresión de los pobres por la Junta y, de paso, apoyarán los Presupuestos del PSOE para que resista. Cs lo quiere; prefiere la destrucción social que está llevando a cabo Sánchez a que España vuelva a ser honesta; y los que votan C's también.
VOX, un bebé, se nos ha dado; viene con un pan bajo el brazo, pero ha nacido entre leones y si no se lo encomendamos a la Virgen María, la bestia se lo comerá. Estuve en el acto en que se eligió a Abascal como Presidente de VOX: cuatro gatitos miagando por el alimento que se alborozaron cuando llegó el "doberman" Ariza envuelto en una piel de gato. Me espantó verlo, pero me consoló una señora que a gritos se puso a increparle - las crías ya estaban empezando a abrir los ojos.
VOX, un viento saludable, batió las puertas de San Telmo y removió los papeles, pero inmediatamente acudieron los medios a restablecer el orden. ABC cobró de pronto un aspecto beatífico, sensato, sereno, llenó de paz nuestro oprimido corazón; nos quitaba las palabras de la boca...¡uf! por fin podíamos descansar.
Pero ¡quiá! la política de hoy es un sudoku paranormal y no va a gobernar Andalucía ninguna derecha buena, porque Rivera no quiere y porque no existe tal cosa. Esos arcaísmos conceptuales -izquierda, derecha- son la estructura de un colosal engaño. La verdad es que, a día de hoy, los cuatro ases de la política nacional no son mas que marionetas de DonDín.
A ver ¿qué es la izquierda? ¿China, Venezuela, Cuba, Rusia...? Podredumbre y pavor. Y la derecha otro tanto.
Insisto, por más que se nos vaya el corazón hacia el juego de azar de la política, no está ahí nuestra paz. No hay otra paz que la de saberse amado por Dios.
La facultad del entendimiento humano es la imagen en nosotros del genio de nuestro creador; un prodigio de tal envergadura, que si no somos humildes para aceptarlo como un regalo que Él nos hace, proporcionado al amor que nos tiene, se vuelve contra nosotros y enloquecemos. Esto es lo que nos está pasando.
El alejamiento de esa asombrosa Verdad -que es lo mismo que decir la deconstrucción del amor expresado en la Cruz- ya está dando a luz monstruos de la razón. Se multiplican los discursos formando intrincados laberintos por los que se pierden los incautos. Se nos fustiga para que no busquemos la verdad fuera de esos caminos, pero son vías muertas.
Las ideas de los programas políticos salen de los think-tank como proyectos milimétricos de 'compás y escuadra' que no admiten error. Sus arquitectos ignoran la fuerza creadora de un corazón que ama porque su arrogancia no soporta la vulnerabilidad.
Pero el proyecto de Cristo sí que admite el error. Él, anonadándose por amor, abrió la vía para superar cualquier error, por medio del perdón; su proyecto es amable, muy humano; no nació en un think-tank sino en un crib-thank. Para implementarlo, no necesitó dos milenios, sino dos maderos, y no vertió más sangre que la suya propia. Veinte siglos lleva su proyecto inconmovible, sin reformas, aunque con explicaciones cada vez más luminosas; se da gratis a quien quiera tomarlo y sigue compitiendo con los otros proyectos y venciéndolos siempre. Por él estamos vivos. Y sólo por él, si VOX se decide a aprovecharlo, tendremos una oportunidad de salir del laberinto de dolor y ansiedad que el mal que le viene al mundo nos está causando.

miércoles, 5 de diciembre de 2018

JESUCRISTO, EMBAJADOR

¿Veis a Jesús?

Entre las distintas formas en que el catolicismo se ha ido haciendo presente en la historia, últimamente cobra mucha fuerza una especie de acción diplomática. 
Según ese símil, hay una jerarquía de decisiones concertadas que conducen al fin de la paz; y hay unas directrices que emanan de una autoridad que en todo momento reúne y valora los datos de la realidad y pone orden.
En cuanto a los miembros de la Iglesia, no tienen por qué preocuparse del significado moral de sus actos si éstos responden a esas directrices que les llegan.
Aparece Jesucristo como el embajador perfecto, el que, siendo Él mismo la Verdad, la propone por todo el mundo y lo convence. Pero, ¿se puede contar así su paso por la Historia?
Era la Verdad y la propuso...pero los suyos no le recibieron.
Entonces qué. Lo maltrataron y respondió perdonando; lo mataron y nos redimió resucitando. Y envió su Espíritu para que entendiéramos todo.
Eso es lo gordo. Él dijo claramente que se puede perdonar cualquier pecado menos el que va contra el Espíritu. Negar la luz es imperdonable. Y en medio de la oscuridad creciente de esta época, aún más, porque seguimos recibiendo destellos de Verdad para ayudarnos. Nuestra religión no es oscurantista, no precisa de antifaces; al contrario, se ha mantenido durante dos mil años por las luces de lo santo.
Aquí y allí se sigue proponiendo la Verdad, reconocible por la luz y el calor que siente el Alma en su contacto. Y ese fuego no lo apagan la persecución y la muerte sino que lo avivan. Lo apaga más bien el temor inspirado por el pecado.

Jesucristo está vivo hoy y te dice ¡sígueme! y los que son de su rebaño escuchan su voz.

domingo, 2 de diciembre de 2018

VIENTOS DE ADVIENTO

¡Vamos, David, tú puedes!

La 'corrección política' es cosa del pasado, aunque algunos -último ABC Cultural- le den marchamo de moda. En España ha durado tanto como la Constitución, a la que Zapatero -por miedo y a escondidas- dio un tajo mortal empeñándola por un plato de lentejas y con el silencio cómplice de los demás partidos.
Rajoy dice bien hoy, en la tercera de abc, que la Carta Magna fue posible por la responsabilidad, lealtad, generosidad y prudencia de los españoles que nos precedieron. Y le atribuye haber hecho de nuestro país uno de los más abiertos y desarrollados del mundo. Paradójicamente, no repara en el fallo que dejó malherida la Constitución y que propicio el abrupto final de su propia carrera política: que la ley escrita es insuficiente para garantizar el progreso y que los números no son todo en política. En otras palabras, que un país son sus gentes, y que si estas gentes no son sobrias, honradas y sinceras con Dios, su convivencia no alcanzará ningún logro perdurable.
Aquella reforma constitucional clandestina, del Pacto Fiscal europeo, que ajustó a España a las órdenes de los oligarcas financieros, indica el punto en que los partidos habían perdido todo contacto con la realidad de las personas. Nadie preguntó al pueblo si la solución a la crisis era más de lo mismo -más jarabe de palo- y, de hecho, muchos no estábamos de acuerdo. Zapatero fue un presidente que salió y entró rana; y antes de despedirse se hizo popó en el libro gordo. Los que le vieron y le hicieron corro, fueron también culpables.
Esa España "abierta y desarrollada" de que habla Rajoy es su propio espejismo. Tenemos un país que no ha levantado la cabeza desde aquel susto del 2013. Lo que cosechamos hoy en nuestras fértiles tierras se lo comen los extranjeros; unos pocos de éstos, de quienes sólo sabemos que visten de negro y que son ubicuos, pueden decretar de la noche a la mañana, sin dar explicaciones, que nuestro trabajo no da ni para pipas; tenemos más corrupción que antes; más suicidios; más enfermedades mentales; mucha más violencia y más peligrosa; más asesinatos de los más indefensos; tenemos menos tranquilidad; menos natalidad; menos seguridad; menos poder adquisitivo; menos expectativas de futuro; menos educación; menos salud; menos justicia; y menos alegría.
Y a lo largo de estos 40 años de desarrollo hemos vivido de espaldas al hambre de millones y millones de hermanos nuestros, que nos veían por televisión y añoraban vivir como nosotros y ahora los tenemos aquí exigiendo violentamente su parte y siendo manejados como arma arrojadiza por los que desearían que nos liáramos todos a tiros para hacer ellos su agosto. Este gran "desarrollo" ha venido de la mano de la auto-complacencia de líderes y técnicos de la llamada "Sociedad del Conocimiento" y de un perverso amaestramiento social a base de pan-y-circo y 'corrección política'. Y a pesar de que el barco hace agua, nuestros dirigentes se empecinan en su error y el pueblo ha empezado a mirar para otra parte.
Lo que queda de la Constitución es un bien a preservar y a defender, de acuerdo, pero también es un bien a conquistar o a reconquistar. Porque la Carta Magna es sólo la primera piedra, el cimiento de un edificio que se va construyendo en cada momento histórico. De por sí no es nada si no es expresión de un modo de vida, de una democracia real. Vio la luz gracias a unas personas que habían aprendido a través del sufrimiento el bien tan grande que es la paz; y maltrecha ésta hoy, vuelve a ser necesario restaurar aquel espíritu humilde que la hizo nacer, porque en estos 40 años "de progreso" hemos embarrado aquella fuente y es urgente limpiarla para que puedan beber las nuevas generaciones.
En este proyecto se hacen necesarios testigos que den vida a los valores que contiene, asumiendo las molestias y amenazas que haga falta, pero sabiendo que, al igual que entonces, se puede hacer.
Los creyentes estamos llamados a ser en ese proyecto sal, luz y fermento, y con la Buena Noticia del Evangelio, que hoy se preanuncia al comenzar el Adviento, se nos recuerda el programa a seguir:
"Buscad el derecho; enderezad al oprimido; defended a la viuda; proteged al huérfano... Y aunque vuestros pecados sean rojos como escarlata, blanquearan como la lana". Con ese modo de vida sobrio, honrado y religioso, estaremos cambiando el mundo y acercándonos a la meta de nuestra salvación.
Y ya ven, en este sencillo programa no se dice una palabra acerca de la "corrección política", que es un cuento chino.