Imagen de FÍATE

Imagen de FÍATE

lunes, 25 de junio de 2018

EL MEJOR PIROPO DE MI VIDA

Era mi bici pero me la han robado.
Mi padre ya ha cumplido el siglo, aunque lo celebró en el más allá. De joven le tocó ir a la guerra y, licenciado en ésta, le cupo en suerte como a muchos comenzar otra, la de la supervivencia. Según me han contado, en la famosa hambruna del 41 tuvo que cruzar en bicicleta el puerto que separa Asturias de la Meseta para ir a comprar garbanzos a Salamanca; y del mismo esforzado modo se vio obligado a desplazarse a sus destinos como maestro rural durante muchos años. Se entiende así que tomara parte en  las discusiones sobre si Bahamontes o Loroño y, de rebote, que esta afición a las dos ruedas me alcanzara también un poco a mí.
Estando viviendo en Toledo, allá por el inicio de la crisis y de las cacerías recaudatorias, me decidí a utilizar la bici para mis desplazamientos habituales, aun cuando eso significara asumir un plus ingrato de transpiración. Comprobé que, con la ayuda de los medios mecánicos de acceso al casco, la bici me permitía ganar tiempo y salud, amén de recreación del espíritu en no pocas ocasiones.
El otro día, sin ir más lejos, subí por primera vez a Zocodover por la cuesta del miradero. Ya con calorcito ambiental, iba yo despacito, a solas con mis pensamientos y mis sensaciones bicicletiles. Y de pronto, a mitad de la cuesta, reparé en una nueva escultura que habían puesto en un ensanche del paseo, en homenaje al Águila de Toledo. Me dio mucha alegría ese hallazgo porque vi representado en él los valores que yo estaba entrenando en ese momento: esfuerzo, sacrificio, entrega, tenacidad... y asociados a ellos los saludables efectos de templanza, moderación, agradecimiento, paz...
El caso es que me está siendo la bici terriblemente útil. Por las circunstancias actuales de mi vida, me supone una ventaja particularmente relevante, pues ando con muchas cosas entre manos y a menudo obtengo un tiempo extra gracias a la bici para cumplir bien con todas.
Por esos beneficios tan grandes que me aporta, cuando empezaron a chirriar los frenos de mi bicicleta, no le di importancia; me bastaba con que funcionaran y tendrían que esperar al momento adecuado para ser renovados.
Últimamente, en mi casa sabían que yo estaba llegando antes de que abriera la puerta del domicilio, porque el canto de los frenos por la cuesta donde vivimos les avisaba de mi presencia. Tenía su gracia el asunto del chirrido, haciendo a menudo las veces de bocina para peatones despistados.
Llegaba yo un día con prisas al instituto a la hora del recreo, cuando decenas de chicos se sientan en los escalones exteriores para fumarse un cigarrillo. Llegaba a toda velocidad, y a varios metros de distancia empezaba a frenar y a prepararme para desmontar. Entonces el chillido de los frenos llamaba la atención del personal que se sorprendía de la escena, más propia de los años 50 que del siglo XXI. Me puse a bromear a propósito del asunto con un grupo de muchachos, los cuales, poco acostumbrados a ese tipo de trato con los profesores, me respondieron entre tímidos y divertidos. Pero cuando yo ya me iba, oí que su conversación se animaba y uno de ellos, sin duda sorprendido por mi jovialidad, expresó a los demás su opinión sobre mí con las siguientes palabras: "Está enamorado".
¡Qué bonito! Sí, enamorado de Cristo, que me concede alegría incluso en medio de dolores profundos como los que en aquel momento tenía; y no solo alegría sino también regalos preciosos como el piropo de aquel chico que fue, sin duda, el mejor piropo de mi vida.

domingo, 24 de junio de 2018

¡MENTIRA!

Aquí está  la valiente que va a luchar contra el titán


Y aquí dos delfines de DonDín




Sí, mentira. El ABC de hoy miente al decir con su portada que los candidatos a suceder a Rajoy son tres y no dos. Sólo están en liza Soraya o el proyecto España y DonDín o el proyecto Topamí. Leyendo el editorial de 'la 4' tuve un insight que me hizo percibir con toda claridad el engaño.
Ese texto contiene el listado de todas las diabluras que los sicarios de DonDín le prepararon a Rajoy. Y han sido relatadas para abrumar y amenazar a Soraya. Nada de lo que se dice ahí responde a la realidad de las cosas. Pero sí a la realidad que los medios divulgan con su potente maquinaria propagandística y ante la cual no hay, hoy por hoy, medio humano de responder. Ese compendio de 'tareas para la prensa' pretende amilanar a la candidata, anunciándole una persecución atroz y un final más desgraciado aún que el de su ex-jefe.
El titular da la clave del asunto: "La batalla de las ideas". Se nos quiere hacer creer que ahí está el quid de la caída de Rajoy y el mal del PP que hay que combatir. ¡Ja! A Rajoy lo tumbó la implacable armada secreta del legendario pirata DonDín y todo el editorial es un aviso a Soraya de que ahora van a por ella, porque lo que es por ideas, las únicas que existen en la política de hoy son las que conviene que existan en cada momento (ya lo decía Groucho Marx: "Estos son mis principios y si no le gustan le daré otros") e "ideologías y principios" son propiedad intelectual del dueño de la propaganda. Nadie es más rico en ideas que el que las puede ventear A los cuatro vientos, y en España ese top lo ocupa la cABCera & Cia., dejando un uno por mil para el resto de los mortales (del tipo "La tira de Tere").
De momento, por esos altavoces ya nos vamos enterando de la clase de 'maravillas' con que nos va a sorprender el nuevo PP: un estado intocable y controlador, con capitalismo salvaje y con un barniz de valores "atlánticos", según expresión de Aznar. Y urge tomar conciencia de que no hay más oposición a ese siniestro proyecto que la que pueda presentar Soraya, con quien, como antes con Rajoy, tendrían alguna posibilidad de tener algo de recorrido las propuestas de la doctrina social de la Iglesia.
Pero es asombroso que hasta los católicos hayan perdido el olfato para detectar la mentira de los medios o la de los que se dicen católicos siendo en realidad idólatras. El caso es que muchos han cedido a la moda de criticar a Rajoy, sin percatarse de que él ha estado sosteniendo sobre sus espaldas las ruinas de España a punto de derrumbarse, y en cuanto pasó el peligro comenzó a reconstruirla; y en todo ese tiempo no fue en modo alguno beligerante contra la Iglesia Católica.
Todas las llagas del PP en que hurga este editorial le son muy conocidas al abc porque fueron causadas por ellos mismos, junto a otros, al dictado de DonDín  (por ejemplo, 'la división interna').
Volviendo al principio, la manipulación mediática de la portada de hoy raya lo diabólico. Es un modo sumamente ladino de actuar. Es un periodismo tan retorcido como los tiempos que narra, maneja obscenamente las bajas pasiones y adultera el lenguaje sembrándolo de tropiezos tales como: 
-Tópicos: Derechas e izquierdas; como si eso significase algo más que "quítate tú para ponerme yo". Derechas avanzadas; sólo para incidir en el viejo complejo provinciano de la derecha española. Cuando la realidad es que todos quedamos inscritos o bien en el conjunto de la dolce vita, o bien en el de la vida virtuosa, y los de éste con muchas visitas al otro.
-Contradicciones: "Debatir la reafirmación de los valores...". Una de dos, o se reafirman o se ponen a debate, pero no las dos cosas a la vez.
-Eufemismos: "El PP no ha sabido dar la batalla de la comunicación", en vez de "la batalla de la propaganda".
-Errores gramaticales, incongruencias semánticas y medias verdades: "Deberá afrontar cambios profundos en la percepción externa, pero falsa, de que el PP es la extrema derecha, ...". "La responsabilidad individual ante el Estado, la preocupación por el desierto demográfico son cuestiones que no debe rehuir la derecha, sencillamente porque son valores que su electorado defiende..." 
-Meter cizaña como el que no quiere la cosa:  "Revertir la percepción de que el PP es un partido intransigente que se niega a "dialogar", "pactar" o "consensuar"...".
Toda esa densa relación de "ideas programáticas" son las que puede usar a modo de bengalas el potente aparato propagandístico a disposición de la fútur-títer-presidenta Dolores. Pero también las que, en el caso de que venza Soraya, se pueden convertir en munición para detenerla y destruirla. 
El Editorial de hoy dibuja un panorama desolador para la derecha de paz y bien. Es el escenario de la pelea de David y Goliat. Pero el joven pastor se dijo a sí mismo: "Tú, Goliat, vienes a la pelea con la arrogancia de tus medios; yo, en cambio, vengo con la fuerza de Dios". Y bastó un certero disparo entre ceja y ceja para tumbar al coloso. Y sólo con esa actitud podemos confiar en que Soraya, representando a la España que aspira a una vida honrada de trabajo y paz, salga victoriosa de este difícil embite que se le presenta a ella y a todos los que no ponemos nuestra confianza en el dinero. Porque ésta y todas las batallas las decide Dios. Y punto.

¡Pónganse las mascarillas!


CON-MOCIÓN, ATAQUE QUÍMICO

Cascanueces de toda la vida ...

Llevo varios días componiendo este collage tipo 'Informe Semanal' y no soy capaz de cerrarlo porque cada día se añade más leña al fuego. Hoy, día de san Juan Bautista, el fuego ha alcanzado una altura peligrosa. Este santo, bisagra entre dos épocas, murió por anunciar la Verdad. Y aquí tenemos un signo providencial de lo que nos toca hacer en este momento histórico de cambio: ser testigos a pesar del riesgo.
Desde el asombroso cambio político que nos impuso una sentencia judicial más que dudosa, vengo intentando ordenar mis ideas sobre lo ocurrido, con mucho esfuerzo.
A los medios, todos sin excepción, se les puede recordar el refrán "Dime de qué presumes y te diré de qué careces" a propósito del tratamiento que le dan a la corrupción. Todos se rasgan las vestiduras en ese tema y, sin embargo, tendrían que aplicarse el "Antes de sacar la paja del ojo ajeno sácate la viga del tuyo". La corrupción no es un hecho que tenga dueños, es un rasgo estructural de nuestro momento histórico, que va a más en proporción al alejamiento del Derecho Natural (el que emana de una Creación intencionadamente buena). Esa contaminación que lo invade todo no deja de crecer, ahogándonos. Y ciertamente, es una emergencia social reponer los fundamentos antropológicos que la contengan.
Las palabras anteriores, introducción a la crónica que voy a presentar, me han sido sugeridas por la portada que ha escogido hoy el abc en su edición dominical en papel:



La alucinante desfachatez del decano de los diarios españoles al suprimir la figura de la candidata favorita de ocho millones de españoles, constituye una afrenta mayúscula al orden moral de nuestra sociedad. Supone una vuelta de tuerca más en el peligrosísimo experimento de ingenieria social que desde hace unos años incide en España con especial virulencia. Hoy se nos ha inoculado una dosis 'bestial' de mal humor, de resentimiento. Esta portada es un auténtico ataque de ingeniería química-social.
La cABCera ha debido pensar: "Se están poniendo las cosas muy mal en España, no somos capaces de acabar limpiamente con esta raza casposa y antipática; siguen empeñados en lo suyo. Pues bien, enfrentémoslos unos contra otros a muerte; despreciemos a la mitad de ellos para que se maten entre sí. Ninguneemos a Soraya, que es la favorita de ocho millones de votantes; y así, de un golpe, habremos inyectado suficiente odio en cada uno de ellos para que no haya marcha atrás. Cuando ya se empiecen a dejar llevar por sus pasiones caerán directamente en las manos de nuestra justicia. Los silenciaremos para siempre."
Desde el momento en que sucedió el brutal derribo del último gobierno legítimo de España he visto las fauces del lobo abiertas y babeantes, y por eso mi primer artículo en este blog en esa nueva etapa, fue avisando a los españoles de buena fe del peligro de dejar entrar odio en sus corazones. Escribí un texto conciliador, constructivo y esperanzado. Y luego redacté otros seis intentando iluminar lo que había pasado y lo que estaba por venir.
Pero hoy es urgente volver a recordar lo del principio: que es posible -y ya necesario- luchar sin odiar; y que sólo con esta disposición garantizaremos la victoria.
A los católicos les recomiendo un mayor esfuerzo en el adiestramiento de las armas de la luz, las que el Evangelio nos indica: Penitencia (pero sin buscarla, ya que tal como están las cosas basta y sobra con aceptar la que la vida nos propone), vida piadosa -ajustarse a la verdad, que es que todos somos hermanos, hijos del mismo Padre, y actuar en consecuencia- y oración -diálogo con Dios, que está vivo.
Y una vez hecho este AVISO URGENTE DE NO ODIAR, dejo para la reflexión lo que he venido escribiendo todos estos días (a partir de un texto antiguo sobre el nuevo político de moda que viste de naranja).

La filosofía nació ligada al ocio de los que tenían esclavos y está a punto de morir porque se ha vuelto respondona y ahora les echa en cara a los ociosos su egoísmo. Pero su agonía está siendo lenta y los aspavientos de los médicos les siguen a sus estertores sin conseguir reanimarla.
A comienzos del siglo pasado, Ortega y Gasset, el gran filósofo de la cultura, se adelantaba a identificar el caos presente, ya alumbrado en su época, como el paso a otra era cultural, superadora de la modernidad inaugurada por Galileo. Y él se veía a sí mismo como el adalid de un nuevo conocimiento, que llamó el 'galileísmo de la historia', según el cual, por la racionalización analítica de las etapas del decurso histórico, se alcanzaría un estado de civilización más perfecto. Pero, curiosamente, la generación del 56, que nace en un acto universitario de homenaje póstumo al filósofo, proclama de sí misma su profundo sentimiento de orfandad intelectual. Y esto pasará a la historia como una metáfora de que la nueva era de que hablaba Ortega y que está al llegar, no ha de venir por la exacerbación de las potencias intelectuales, sino por una vía más cálida.
En realidad, hoy en día, más que matar a la filosofía, se le quiere dar la vuelta, hacer que la verdad contradiga a la verdad -vanidad de vanidades, gran quimera. A base de marear al personal se está consiguiendo que diga 'amén' a todo. Pero no será por mucho tiempo. Los ricos, ¡los pobres!, tienen mucho trabajo sometiendo a la razón, que se les resiste; pero avanzan. Y en España casi han conseguido que los líderes sean iletrados. De cuatro sólo faltaba uno, Rajoy, un cerebrín, un rara avis que aún creía en los libros y al que se acaban de cargar. Si consiguen ahora sustituírlo por uno de los suyos, ya tendrán a España entera a raya (cuando no a rayas).
Volviendo al diagnóstico de nuestra civilización, muchos, como Rémi Brague del que se habla hoy en FB, hilan muy fino pero al final se les escapa una puntada sin hilo. La razón de esa impotencia para "cuadrar" el diagnóstico es que la actual confusión no obedece a razones alcanzables por la inteligencia humana. Al menos por ahora. Hemos llegado a una situación endiabladamente compleja porque ha sido engendrada por las potencias del mal, o sea, por una inteligencia abrumadoramente superior a la humana (analógicamente al crecimiento de un árbol, el pensamiento perverso y estéril tendría sus raíces en el padre de la mentira, el diablo, y sus ramas guardarían parentesco entre sí, siendo posible, aunque improbable -ars longa, vita brevis- rastrear el error a lo largo de la historia). Sí, los actos de cada persona en este momento, son movidos o bien por una fuerza que lleva al orden y al bien, o por otra que promueve todo lo contrario; no hay actos neutros en la cuenta de resultados. Si esto les asombra -y es lo normal- al menos no se escandalicen. Porque si están de acuerdo en que 'tiene que haber algo', o en que 'no es lo mismo ocho que ochenta', o que 'matar no está bien', pueden estar de acuerdo en que todos nuestros actos tienen un signo, que están empapados de una ética que nos va marcando el camino, y que si esto es así, no es de extrañar que el haber ido descuidando el 'etiquetado de nuestros productos personales' -aunque el contagio social sea un atenuante- haya traído funestas consecuencias sociales.
Suele suceder en los accidentes o errores humanos que la causa es una suma de pequeños fallos de muchos, que se encadenan fatalmente para ocasionar un drama. Pues así sucede también en las sociedades. El entramado de miserias causa muertes al final de la cadena.
No me arredro al afirmar rotundamente que la superación de los actuales problemas de nuestras sociedades modernas vendrán por la vía de dar voz a los médicos de las almas. Que no se puede esperar una regeneración social, ni de ningún partido, por vía de la inteligencia -sea artificial, emocional, potencial, múltiple o del tipo que sea. Que la vigorización del tejido social solamente tendrá lugar por medio de la recreación de una cultura de la verdad. Y que por la dificultad que esto encierra, sólo acontecerá por la vía de la sencillez, del amor y de la fe en Dios, Padre Bueno.




CRÓNICA DE UNA SEMANA NEGRA

D. Pedro Sánchez es ya el nuevo Presidente del Gobierno. El cómo, por qué, para qué y hasta cuándo no son ahora las preguntas adecuadas. La que conviene hacerse, mirando cada cual a su corazón, es si hay odio en él. Porque el odio es nuestro principal enemigo.

El primer domingo después de la Moción relataba un columnista de ABC sus tres asombros de esa semana: Que los políticos no supieran nada del caso Gürtel con la de información minuciosa que se había dado durante meses; que los dos magistrados que dieron el fallo, o el otro de la terna al que excluyeron por criticarlo (el periodista "no lo recuerda"), hubieran establecido que el PP era inocente y sólo culpable de beneficiarse sin saberlo, y que eso mereciera una moción al gobierno; y que las penas a Correa y a Rosalía se castigaran como abyectos crímenes. Asombrosos hechos, ciertamente, tan opacos como sus causas.
Esas tres sorpresas del columnista son sospechosas -ahí hay gato encerrado.
En la primera sorpresa, el periodista no dice la verdad, pues en ese mismo diario en que él escribe, en todo el mes anterior a la sentencia sólo aparece una noticia sobre el caso Gürtel: Correa, Crespo, Costa y El Bigotes -convictos por Fitur- obtenían rebajas de liquidación en el capítulo de la caja b de Valencia por confesar o reconocer. Y de seguir así en los restantes juicios (caja b general, Aena, Jeréz y Boadilla) "iba todo a mejorar". Y con esa esperanzadora actualización del conocido caso, resulta que a las dos semanas revienta un Gürtel bestial no anunciado: el de Majadahonda y Pozuelo, con 1650 páginas de expediente. ¿Qué se supone entonces que tenían que saber con tanta claridad nuestros representantes sobre este viscoso y multicéfalo caso?
Segundo: Leyendo los detalles del fallo -poco más de una página-, nos enteramos de que el juez Hurtado censuró a sus dos colegas el haber desvirtuado la sentencia con la Introducción, al decir que "queda probada una sistemática y eficaz trama de financiación ilegal en el PP", siendo que el fallo reconoce expresamente que el PP desconocía la procedencia ilícita de unos dineros que recibió.
¡Qué escándalo que esta flagrante adulteración de la justicia haya sido silenciada y reducido su eco a tres líneas perdidas a mitad de un comentario sobre una foto de Rajoy capitulando!
Y tercero: Contrastan los 51 años a Correa con su rebaja de dos tercios -de 21 a 7- anunciada quince días antes por haber confesado lo de Valencia.
Pero ¿paga el ABC a sus periodistas por asombrarse o por investigar y contar la realidad? Lo sucedido en esa semana, en el marco de la feroz campaña de descrédito del Presidente Rajoy, iniciada con furia por La Gaceta y continuada con igual inquina por el ABC, aporta pistas suficientes para no quedarse tranquilo con la versión oficial de lo que ha pasado. Rebobinando:

*24 de Enero: Rajoy tiene encarrilada la aprobación de los Presupuestos y con ello la legislatura.

*25 de Enero: Novedad en el juicio oral. Costa delata.
Editorial del ABC: La confesión de Costa...es grave. Las condenas que pueden derivarse de esta confesión no sólo serán ajustadas a "Derecho"  sino que serán imprescindibles para la regeneración de nuestros partidos y para la superación de los muchos abusos y delitos cometidos con su financiación. Así se pone en marcha la cuenta atrás para la detonación del bombazo-Gürtel. La cABCera "adivina" con 4 meses de anticipación el mazazo al PP. (Y en contra de la opinión de los expertos lo justifica diciendo que la reeducación moral se consigue con el paloytentetieso.)

*9 de mayo: Se nos tranquiliza informando de la rebaja que aplica fiscalía al Gürtel-Valencia y el cambio de rumbo que supone para los distintos bloques del caso que aun quedan por juzgar (los menciona todos ¡excepto el de Majadahonda-Pozuelo!). Simultáneamente se nos da a conocer el fallo del Supremo confirmando las penas de Fitur, y que el Bigotes, molesto por ello, dejará de colaborar. Además, en una columna de opinión, se afirma que la difusión de estos detalles del caso va a servir sólo para confundir a la opinión pública. ¡Y que lo digan!

*25 de mayo: Sentencia-Bombazo del Gürtel-Pozuelo (el Bigotes, absuelto).
*26 de mayoMoción de Censura Regeneradora. 


*3 de junio: Gobierno-pastiche aclamado en la cABCera y en todos sus satélites a bombo y platillo.

*12 de junio: Sentencia del Gürtel-Valencia, según lo anticipado en enero: Cuatro años a Costa por "confesar" que Camps tuvo la culpa de todo (y éste, a día de hoy, 23 de junio, no ha sido acusado).

*24 de junio: En portada, ataque químico a España: el ABC inyecta odio ninguneando a Soraya y a ocho millones de electores.

Las tres últimas elecciones generales las ganó el PP de Rajoy contra pronóstico y con una fuerte propaganda en contra. Lo votaron una mayoría de españoles que no eran ni más tontos, ni más soberbios, ni más corruptos, ni más fanáticos que el resto, sino gente corriente que eligió el mal menor. 
La mayor parte de la corrupción -de unos y de otros pero mucho mas del PP- ya había salido a la luz para desestabilizar a Rajoy y aún así, la gente votó al PP. Hay una herencia en España que molesta a muchos: una forma de vida que implica conocimiento y virtudes y que nos previene del engaño y la impostura. 
Aunque nos machacaron con la necesidad de una regeneración, el pueblo sabio no ignora que en el mundo sólo hay dos tipos de personas: los cuasi santos y los que se doblan ante el dinero; sabe también que de los primeros hay muy pocos y que, salvo honrosas excepciones, no suelen meterse a políticos. Y por esto no fue posible hacernos creer que de pronto iba a venir menganito a limpiarlo todo. Antes al contrario, sólo están dispuestos a creer eso los que a cambio sacan tajada.
Y volviendo al PP. Una palmaria injusticia le arrebató el derecho a gobernar. Y otra no menos sangrante le privó de expresar su indignación en los medios de comunicación (vuelvo a decir que es urgente regular los derechos y obligaciones de éstos y su carácter de servicio público). Ese silenciamiento actuó en complicidad con un proyecto político que no entiende de siglas sino única y exclusivamente del interés propio.

Blog del domingo 27 de mayo, aún fresca la tinta con la que se firmó la conMOCIÓN
Como una metáfora de la actualidad, aparecen hoy en la portada de La Nueva España unos jóvenes "cogiendo olas" en un mar contaminado por aguas fecales, y a su lado una foto de Montoro en "Busca y Captura", acusado de dañar a la economía asturiana.
La cloaca Gürtel ha reventado violentamente para acabar con España; y sus oleadas de detritus ya están cubriendo a los miembros del gobierno.

Todo se precipitó con la llegada del milenio. El siglo XX vino trufado de dolor y lucha. Cansados de andar, los listos de turno buscaron un atajo: les dieron cancha a unos locos y usaron su locura destructiva para hacerse con los mandos de la nave, "por seguridad". Y a partir de ahí, desde la ventajosa posición de tener el telemando en sus manos, nos preparan una faena tras otra, a ver si tiramos de una vez la toalla de la virtud...

Me da arcadas, pero tengo que tragármelo, ese rancho amargo de LaPrensa diaria. Pasa algo en mi calle y soy testigo; llego a mi casa, lo leo en Internet y me repugna: pero ¿qué me estáis contando? Y así, día tras día.
La gran noticia de la aprobación de los Presupuestos nos llegó desfigurada. En vez de grandes titulares aparecieron en las portadas comentarios casuales, como si el despliegue principal ya hubiera tenido lugar días atrás y al presente sólo tocara  comentarlo. Ese modo sibilino de informar lo había inaugurado la Gaceta y ahora es fielmente seguido por la cABCera informativa -viscosaurio policéfalo mutante. Ésta es como una hoguera voraz que arrasa con todo, verdades y mentiras, virtudes o vicios; subsidiaria de las calderas de Pedro Botero, nada la frena en su siniestra misión de agotar las energías de esta parte de la humanidad que lucha por su vida en España. Cuando decae la temperatura de su horno, aguijonea a los balrog de turno para avivar las llamas de nuevo y tener contento a Melkor.
Hace cuatro años, esa legión de sicarios persiguió a Rajoy con saña, pero él, de tierra de meigas y bien aplomado, resistió sus ataques y consiguió zafarse de todas sus emboscadas. En aquella ofensiva, que pretendía desollarle a él y desolar el país, exhibieron su fuerza los espectros del anillo, significándose dos de entre ellos, que hicieron alianza: los Riveránchez y Sanchivera. Su siniestra pinza estuvo a punto de desbaratar todo lo que con tanto esfuerzo sumaron generaciones de españoles, y sólo el conjunto de virtudes de nuestro lider y la sensatez del pueblo consiguió salvarnos del desastre.
Al día siguiente de la aprobación de los Presupuestos, con la misma sordina informativa, escuchamos a través de las ondas las respuestas de un Presidente gris a las preguntas de un divo de la radio. Por la exigua cuota de presencia de Rajoy en los medios, aquella entrevista nos hizo pensar a algunos que el trabajo esforzado del ejecutivo iba por fin a ser más valorado. Pero ¡ay! qué pronto vino, y qué grande fue el desengaño. Apenas unas horas más tarde, el formidable golpe al PP de la espada de la justicia nos robó el aliento, y los débiles ecos de la mortecina charla radiofónica acrecentaron aún más la pena y la preocupación por el futuro de España.
El bando azul perdía alfiles, caballos y peones, y el rey quedaba en jaque. En un sobre naranja, lacrado en rojo, se ponían condiciones: Dimisión de Rajoy o guerra a muerte al PP.
Al día siguiente se anotaba en el Registro de las Cortes una Moción de Censura al Gobierno. Las rotativas de la cABCera echaban humo con furiosas acusaciones al Presidente y con aparatosos gestos de indignación. Los espectrales Riveránchez y Sanchivera se lanzaban de nuevo a la conquista de la Corona Católica de la Tierra Media. Con sus espuelas chorreando sangre, cabalgaban ya por la llanura enarbolando los pabellones del odio y azuzando a las hordas de orcos despiadados.
La angustia de aquel año y medio sin gobierno en España, hostigados desde afuera y desde dentro por rabiosas jaurías invisibles, ha vuelto a retorcer mis entrañas. Las afrentas a nuestra convivencia que encabezó Rivera con su obsceno oportunismo, y las tensiones con que nos acogotó Sánchez con su insidiosa terquedad, están aún demasiado vivas como para olvidarlas. ¿Qué escondían entonces sus mentes y qué les hace ahora tener la desfachatez de mostrarse como paladines de la justicia?
Llevo ocho años poniéndome en riesgo denunciando faltas de la administración y he sabido de primera mano que la justicia española deja mucho que desear. Y por eso me pregunto ¿a quién le conviene que se dé por buena la demoledora sentencia del caso Gürtel? ¿Quién y por qué nos quiere hacer creer que la financiación irregular de los partidos es el más execrable crimen imaginable?
Para empezar, no conocemos su contenido. Cada cual es libre de confiar en quien le parezca pero, mirándolo objetivamente, la situación de la justicia es más bien  para dudar, ya que los propios que tienen esa encomienda se han echado a la calle para protestar por las presiones que les impiden ejercerla con libertad y por su falta de medios. No tenemos ninguna seguridad de que se trate de una sentencia justa. El ex-edil de la supuesta trama que "cantó" y "disparó el caso", apareció en la cABCera avalando el juicio, como argumento concluyente de la limpieza del proceso, en un nuevo acto de desprecio al recto entendimiento del pueblo soberano.
Qué hay de las pistas seguidas, de las tramas urdidas y de las personas involucradas en ellas; qué hechos resultaron probados y con qué datos; qué investigadores inteligentes ataron tan bien los cabos que lograron cazar a tan avezados granujas; ¿qué pasó, por ejemplo, con Cospedal, a la que al poco de sentarse en Fuensalida puso Bárcenas contra las cuerdas y desde entonces subió tanto? Y, en fin, ¿dónde está toda esa información precisa que se ofrece a un pueblo culto y responsable para blindarlo frente a la mentira?
Pensando en esas cosas no puedo evitar recordar que con el atentado de Atocha, tres días antes de unas elecciones generales, pasó el gobierno de las manos del PP a una minoría exigua del PSOE. Muchos expertos calificaron la campaña informativa de aquella época como una de las mayores manipulaciones mediáticas de la historia... y el modo de hacer política cambió desde entonces una barbaridad.
En esta ocasión, el conocimiento detallado del fallo judicial se trocó por arte de birlibirloque en el debate sobre la sustitución de Rajoy. Y hubo que tragárselo. Es urgente abordar la regulación de los derechos y deberes de la industria de lo que se publica; porque los intereses de algunos nos salen carísimos a la mayoría, sobre todo a la mayoría que quiere vivir honradamente de su trabajo. No sólo por la ignorancia a que nos abocan los sesgos informativos, sino por las ingentes pérdidas que nos suponen los caminos errados por los que nos conducen. Antesdeayer se conoció el fallo, unas horas más tarde la Moción; ayer se nos pasó en blanco con la final del Madrid, y hoy nos despertamos con la cara de Feijóo en las portadas de la cABCera. Impresentable.
Los magnates de LaPrensa toman el ruedo ibérico como si fuera su corralito y está claro que no nos  quieren, que son enemigos de la España de bien y orden, de Rajoy ... y de los que quieren enterarse de las cosas. Con la excusa de esa sentencia les faltó tiempo para poner a sus voceros a clamar al cielo, como si el cielo les importara mucho. Unos del PP roban en Pernambuco y se levanta un monumental tsunami a las puertas de la Moncloa.
Y si resultara probado que el PP sufragaba sus campañas con dinero negro o de dudosa procedencia, qué tendría eso de nuevo -a parte de que sea punible. ¿No hacen todos lo mismo? ¿Cómo se sufragan C's y Z's? En la Fundación Fíate llevamos cinco años pidiendo a las autoridades un local para atender a alumnos con dificultades y aún no nos lo han concedido; desde su presentación oficial, en que hubo foto y promesas, ni un renglón en los periódicos, ni un minuto en las ondas. En cambio Cs abre vistosos locales en buenas zonas de las ciudades, aparece triunfalmente en los medios un día sí y otro también, le dan permiso en los ayuntamientos -tal y como el nuestro- para sacar módulos de oficinas a los paseos y hacerse cercano a los ciudadanos... ¿con qué paga esa imagen tan honorable un partido que dio a conocer a su líder posando desnudo con una mano delante y otra detrás, y que no ha dado a España hasta ahora más que problemas?
El mensaje que nos lanza LaPrensa es que el PP es agua estancada que no deja que otras más claras (sanchece's) fluyan libremente. Sin embargo, entre la gente corriente se tiene la opinión de que, en cuanto a honradez, todos los políticos son parecidos; y que claro que hace falta más limpieza pero ¿de dónde va a salir?.
Los medios insisten en que la clave está en un cambio de Presidente. Sustituyendo "la cara rancia" de Rajoy por la de Sánchez, Feijó-o-su-suplente, o Rivera, se solucionaría el problema. La pega es que, como la ética no es cosa de apariencias, es muy probable que pasados unos meses estuviéramos peor que antes. Si el fin de la moción fuera "hacer limpieza", se me plantea una duda: Imaginemos que se quedan solas en la Tierra, con todos sus recursos actuales, unas cuantas parejas cultas y bien avenidas ¿se acabaría el engaño? Decir que sí sería afirmar que el problema es económico, y decir que no nos metería en filosofías. Extrapolando, el mal de España sería o bien económico o bien educativo, pero en ningún caso de la pinta del Presidente. La cuestión es que al actual ocupante de la Moncloa le casan bastante bien las cuentas y al mismo tiempo piensa que la educación es importante. Y ésta es la clave de por qué Rajoy resulta inconveniente para LaPrensa.
Cohabitando en un mundo limitado, a todos nos afecta la tensión entre el bien común -el Bien- y el bien individual; y cuanto más escaseen los recursos, más nos afecta. Los peces grandes confían en su dinero y no piensan en gastárselo en la educación de los peces chicos (no fuera a ser que esa jugada también les reportara beneficios y su vida cambiara). Ellos, los grandes, mandan en los partidos -los costean y los manejan- y en los países, o casi; y sólo aceptan que se hable del bien común para garantizarse su bien particular. ¿Quién es el guapo que se va a atrever a chistarles? Esta es la pregunta del millón, o sea, ¿cómo cambiar al ser humano? Ahí es nada. Que no nos vengan con milongas de marcas de partido agotadas, de presidentes no creíbles o de guapos con nuevos aires. Si tú, querido lector, echas de menos un cambio, hay alternativas (puedes leer este verano mi libro La Brisa del Alcázar, por ejemplo, y te aseguro que además de entretenerte te sacará de la rutina) pero en ningún caso te recomiendo que busques la solución en Cs o la esperes de un cambio en el PP.
¿Cambio de qué? Rajoy ha demostrando ser un líder de pies a cabeza. Ha aguantado carros y carretas, llevando el timón en el período más confuso y convulso de toda la historia de nuestra joven democracia. Los problemas del país no vienen de él ni de su partido; son los problemas de la vida, de ese interrogante que nos cuelgan al nacer: y yo ¿qué hago? ¿por dónde voy, de quién me fío? ¿es lícito robar, odiar, matar? ¿hay futuro para mis hijos? y, finalmente, ¿tengo que votar al que me promete el oro... o es más cierto que si siembro con lágrimas cosecharé entre cantares?
Antes de este ciclón mediático -o más bien ciscón cismático- llevábamos muchos días de sequía informativa y de pronto las pantallas se cubrieron de maleza y se hizo imposible distinguir nada, salvo el balón de fútbol. ¡Basta ya! ¡No somos tontos! Esta situación reúne, a la luz de la reciente historia, indicios suficientes para considerar que sigue en marcha un serio intento de desestabilizar a España. Dar por hecho, sin que se conozcan sus términos, que la sentencia Gürtel justifica un cambio de gobierno u otras elecciones es un acto de encubrimiento de una acción bastarda y hay que pedirle responsabilidades a LaPrensa. Y pasar por alto, como si fuera cosa del "postureo", el rasgado de vestiduras de Riveránchez, es taparse la cara para no ver la verdad: que esos líderes son en realidad títeres que buscan tomar el país para instaurar en él un régimen que premia la villanía y castiga la honestidad.
¿Queremos una España virtual - la que nos cuenten- o la España virtuosa que no hace ruido pero con la que siempre puedes contar? A vueltas con el himno español, los que amamos la España generosa y sincera, tenemos la obligación de cantar bien alto los versos primero y último -al menos- de la letra más conocida de la Marcha Granadera: ¡Viva España! ... de trabajo y paz.
Ciudadano Kaín; 19 de enero de 2017  (Se usó esta entrada como punto de partida para redactar Con-Moción)
Lagaceta de Interesonomía se quemó en este último año desestabilizando el país y antes de dar el portazo le pasó los trastos de matar al KBC, que, además de ser el decano, ha pasado a ser también la cABCera de los diarios españoles. 
Trastornado está con tanto poderío y, en vez de informar y formar, que es lo suyo, se dedica a promocionar personajes secundarios.
Es el caso de Rivera, que fue la perla de Interesonomía y ahora es el KBC el que le da jabón.
Rivera y Lagaceta, justo desde antes de las autonómicas del 2015, empezaron a  ensañarse con Rajoy. Que éste aguantase el chaparrón y saliera fortalecido fue sólo gracias a Dios y a que vivimos en un país bastante civilizado.
Recuerden que cuando el de C’s vio que no podía acabar tan fácilmente con la España de raíz cristiana, se cambió de chaqueta sin ningún pudor; al fin y al cabo, qué podía importarle eso al que subió al poder posando desnudo.
En su bajeza, aprovechándose de la triste y casi dramática coyuntura del país, le dio cobertura a Rajoy como si de un gesto magnánimo se tratara y Lagaceta no perdía ocasión de sacarle en portada estirado y perdonándole la vida al Presidente. ¡Qué ruines!
Después, en medio de la desolación del PSOE, se atrevió a insultar a España diciéndoles a los socialistas que habían entregado el gobierno a Rajoy sin sacar ninguna tajada a cambio.
Hoy he leído en el KBC un elaboradísimo artículo sobre Rivera donde decía que “desde el primer momento ha respetado el derecho del Presidente a elegir su gabinete”,  pero qué arrogancia ¡faltaría más! Y le marcaba a Rajoy los pasos precisos que tenía que seguir si no quería perder su apoyo.
Sí, señoras y señores, el KBC, desnortado, vería muy bien un gobierno presidido por este joven que, pensando que va a vivir tan bien como hasta ahora eternamente, anda buscando por todos los medios legalizar la EUTANASIA (hoy -junio del 18- vemos que el perverso Melkor quitó este crucial asunto a Rivera y va a ser sánchez quien lo ejecute) y el mando único digital “para acabar con los problemas”.
El que siempre fue un diario conservador se ha transformado, o “travestido”, y ahora propugna lo contrario, esto es, acabar cuanto antes con todo lo que signifique continuidad, tradición, respeto, sentido común…
Otro personaje secundario al que el KBC da trato de diva es la señora Esperanza Aguirre. Ésa que, sin dar ninguna explicación, dejó la política recién llegada en los brazos del PP a la Presidencia de la Comunidad madrileña y sin haber hecho por ésta nada (excepto firmar el decreto de defunción de la honradez y la decencia en dicha comunidad al contratar con un magnate del sector del vicio legalizado la implantación en Madrid de una ciudad del ocio tipo Las Vegas; menos mal que luego se vio que electoralmente no era rentable).
Esa señora disgustó a propios y extraños cuando meses después de su mutis por el foro regresó como si nada hubiera pasado y con las pretensiones de mando de siempre (en aquel momento el “mega-negocio del ocio” ya se había chafado).
Anda ahora dando lecciones a Rajoy donde quieran escucharla –y hay quienes ven ganancia en hacerlo. Y cuando interviene en uno de esos foros a su medida, siempre tienen sus palabras elegante eco mediático en el KBC.
Sabe mucho ese diario de distinguidas personalidades, que toda la vida le fueron muy cercanas, y todo ese saber lo vierte espléndidamente en encumbrar a este tipo de personajes polémicos y retorcidos. Un capítulo aparte merece la épica que antes Lagaceta y ahora el KBC vienen construyendo en torno a la figura más que mediocre de Pablo Iglesias. Porque ya se sabe, "divide y vencerás".
Se lo tienen muy creído los amos de la prensa; se figuran que pueden entrar y salir y trastear en nuestras cabezas cómo y cuando quieran y “poner y quitar reyes” a su antojo. Conseguirán engañar a muchos, no hay duda, pero sus maniobras no podrán cambiar el final de la historia. Aunque tengamos que sufrir, la verdad vencerá; porque la verdad padece pero no perece. Un cordial saludo.

sábado, 16 de junio de 2018

¿QUÉ TAL TODO...TU MUJER, TUS HIJOS?


Vivir es amar...

El objetivo de la política es lograr una vida en paz para los ciudadanos. Y la tarea y el arte de los ciudadanos es articular esa paz de sus hogares con el bien común. 
Varones y mujeres mantienen una tensión constante para no perder el equilibrio entre esas dos grandes ocupaciones de sus vidas. No es fácil y a menudo son los traumas sobrevenidos los que nos fuerzan a recolocarnos. 
Creo que la educación es la mejor garantía de paz. De ella depende que en las personas se integren adecuadamente las dimensiones que hacen posible ese equilibrio socio-familiar básico para la buena convivencia. Y por educación me refiero a toda acción que "haga crecer" al individuo hacia ese bien supremo de la paz en libertad. En este sentido son agentes educativos los sistemas escolares pero también las familias, los medios de comunicación, las personas en general, los hábitats y ciertas instituciones filantrópicas.
Tengo la sensación de que, en el sentido profundo del término, no hemos mejorado en educación a pesar de la modernidad. Y como consecuencia, vivimos en sociedades más inestables y tenemos mayor inquietud anímica.
¿Qué cosas son mejorables en la educación? El concepto de moda grid -pasión para crecer- apunta a la necesidad de dotar de un sentido global o final todo lo que hacemos, de tener una meta que sea al tiempo fuente de energía. Se me antoja difícil hallar esa piedra filosofal sin acudir a un enamoramiento permanente de alguien que me quiera tal cual soy, con mis insuperables imperfecciones. Creo que los expertos rondan esta idea sin poder encontrar para el papel de amado alguien mejor que el propio yo liberado de ataduras legales -lo cual es una contradicción si consideramos como fin de la educación la convivencia en paz. El caso es que en esa búsqueda hemos estado y podemos seguir estando, años, transitando por caminos que no llevan a ninguna parte y empeñándonos en que tiene que haber alguna salida a la medida de nuestra cabeza.
Dejo este excurso de filosofía educativa para volver al cauce principal. En la medida en que la educación no nos eleva -no nos hace crecer- se resienten tanto la esfera personal como la social. Y si esa tendencia a la baja no se corrige, las disfunciones empiezan a ser dramáticas, en ambos niveles.
Observando la historia contemporánea encontramos razones para dudar de que pueda existir esa puerta a la felicidad al alcance de nuestra inteligencia. La sociedad del conocimiento enfrenta desafíos tales que le obligan a deponer su arrogancia.
Si miro hacia atrás, a mis casi 57 años, descubro una pulsión social que ha ido cambiando hasta ahora sin lograr zafarse del error.  Con acentos diversos, el error ha estado siempre presente y lo identifico con la negativa a reconocer como una parte connatural del ser humano la realidad del pecado, el hecho moral, según el cual lo que hacemos tiene siempre unas consecuencias buenas o malas para la sociedad y para nosotros mismos. En mi infancia un amplio porcentaje de la población vivía contenido; al morir Franco empezó a darse una transferencia de esa opresión hacia los más débiles -los no-natos, los no activos y, últimamente, los no útiles. Distingo, marcando la historia de personas y pueblos, un ansia de felicidad que excluye la contemplación del sufrimiento como formando parte de ella. En consecuencia, por negar la realidad misma, cada vez se desconfigura más la visión tradicional del hombre sin que las alternativas exploradas susciten el necesario consenso. Y esta pérdida se traduce en desigualdades y en engaño estructurales.
Para una convivencia eficaz no basta con "no meterse con nadie", sino que cada uno, en la medida de sus posibilidades, está llamado a socorrer en todo a los demás. No hablo de limosna sino de restituir en su dignidad a quienes la tengan quebrantada. Y aquí las posibilidades de arrimar el hombro son tantas como cosas nos ayudan a encontrarnos bien, desde una sonrisa o un saludo, hasta un modo honesto de hacer política.
En este camino de emancipación de los pueblos forzosamente ha de estar presente un concepto común de verdad. ¿Cómo ayudar 'de verdad' a alguien? Pilatos y el fariseo, invasor el uno y jefe el otro, de Judea, expresaron a Jesús sus dudas de que tal cosa como La Verdad existiera. En el primer caso respondió Jesús con la mansedumbre ante la ofensa y en el segundo con la parábola del Buen Samaritano: "Bajaba un hombre de Judea a Samaria (pueblo rival) cuando fue asaltado y malherido por un ladrón. Un levita y después un sacerdote, al verle en la cuneta, dieron un rodeo. Pasó luego un samaritano que le socorrió". ¿Quién actuó conforme a la Verdad? Los dos primeros tenían razones de peso -de Estado- para actuar así (cumplían la ley) El samaritano, en razón de su enemistad, también las tenía, pero reaccionó con el corazón ante el dolor del prójimo. Y esta respuesta suscita consenso y acuerdo. A propósito de esto hay que decir que la disyuntiva o dilema es siempre personal. Cada uno en sus circunstancias ha de evaluar cuál es su respuesta "de corazón". La cuestión no es 'Acojamos a todos los inmigrantes', por ejemplo, sino: 'En conciencia, qué puedo hacer yo para hacer mayor bien a todos'.
La conciencia es un reflejo de Dios en nosotros e ignorarla nos destruye. Acallar su voz produce deformidades crecientes, cuya resolución termina siendo trágica. La mentira es el síntoma de ese mal. Cuanto más se extiende más se acerca el desastre. Destaparla es un servicio precioso a la sociedad y encubrirla o fomentarla, un crimen de lesa humanidad. La mentira engendra soledad y la soledad muerte. La cultura adolece hoy de verdad por negarnos a reconocer nuestras miserias. Como solución, la era digital pretende abolir la conciencia, a base de sedantes cada vez más potentes. Pero la realidad virtual no es la realidad; detrás de cada tilde que aparece en una pantalla hay una persona poniéndola y no un ángel; hay fragilidad y error insuperables. Aunque en nuestra loca carrera consigamos recorrer uno por uno los astros de la vía láctea buscando vida, no la hallaremos. El Agua de la Vida está sólo en la fuente que mana sin cesar en nuestro corazón cuando amamos. Sólo ese agua calmará nuestra sed de felicidad y nos renovará las fuerzas para amar, para vivir.
La verdad que ofende, titulaba su texto un columnista hoy, y lo remataba diciendo '¿Jubilarse a los 70 estaría bien? Para empezar sí.'
Números, sólo eso importa, aunque detrás haya ancianos cargados de penas y achaques. El político no repara en el galopante malestar en que vivimos, le da igual. Tiene miedo porque no hay dinero, así que fustiga al asno para que camine; cuando le haya sacado todo el jugo lo sacrificará y se subirá a otro.
Pero sus cálculos son erróneos. La mentira es la que ofende, hiende, separa, divide, aisla y mata. La Verdad no ofende sino que cura, consuela, vigoriza y es fecunda. Porque Verdad hay sólo una y une; mientras que 'verdades' hay tantas como soledades asustadas; que por miedo reclaman que se les haga caso, y por miedo se imponen con violencia, convirtiéndose en mentiras, paisajes desérticos que desertizan lo próximo, al prójimo. Es urgente anunciar que Dios se ha hecho hombre y está vivo, esperando que le abramos la puerta para entrar y cenar con nosotros y ahuyentar nuestras soledades y nuestros bandos.
Cuando yo era un muchacho, en el instituto, en el cambio de clases coreábamos de guasa: "We aren't machines, we aren't machines". Ya barruntábamos la que se nos venía encima y ahora confirmo que el perverso engranaje no se para. A no ser que alguien resuelva dejar de formar parte de él. Quién sabe...tal vez por nuestros seres queridos.















jueves, 14 de junio de 2018

AVISO PARA NAVEGANTES

Cuando te crees seguro...alguien te vigila

No es raro que cuando empieza un mundial dejen de interesar las cuestiones políticas. Está muy extendida la idea de que la vida es para disfrutarla y que el trabajo que uno hace, bien merece un descanso; y disfrutar de un fútbol de altura, a las puertas del verano, es una buena forma de relajarse. No es este el momento de cuestionar esa mentalidad tan extendida aunque sea necesario; si traigo esto a colación es sólo para enmarcar mi reflexión.
Las tres últimas elecciones generales las ganó el PP de Rajoy contra pronóstico y con una fuerte propaganda en contra. Lo votaron una mayoría de españoles que no eran ni más tontos, ni más soberbios, ni más corruptos, ni más fanáticos que el resto, sino gente corriente que eligió el mal menor. 
La mayor parte de la corrupción -de unos y de otros pero resaltada la del PP- ya había salido a la luz para desestabilizar a Rajoy y aún así, la gente votó al PP. Hay una herencia en España que molesta a muchos. Es una forma de vida que implica conocimiento y virtudes y que nos previene del engaño y la impostura. 
Aunque nos machacaron con la necesidad de una regeneración, el pueblo sabe que del mundo a esta parte sólo caben dos tipos de personas: los santos o cuasi, y los que se doblan ante el dinero; sabe también que de los primeros hay muy pocos y que, salvo honrosas excepciones, no suelen meterse a políticos. Y por esto no es tan fácil hacernos creer que ahora va a venir menganito a limpiarlo todo. Más bien sucede al revés, que están dispuestos a creer eso los que a cambio sacan tajada.
Y volviendo al PP. Una palmaria injusticia le arrebató el derecho a gobernar. Y otra no menos sangrante le privó de expresar su indignación en los medios de comunicación (vuelvo a decir que es urgente regular sus derechos y obligaciones y su carácter de servicio público). Ese silenciamiento es cómplice de un proyecto político que no entiende de siglas sino única y exclusivamente del interés propio.
Si como digo, la mayoría de españoles eligió contra viento y marea y repetidamente al PP de Rajoy en un momento de madurez democrática -porque en casi 40 años la mayoría de esos votantes ya habíamos visto muchas cosas-, eso quiere decir que, a no ser que se nos fuerce a otra cosa, hoy volveríamos a votar lo mismo. Porque en el momento del golpe, no sólo Rajoy no había hecho nada para merecer que le retiráramos la confianza, sino al contrario, ya que aguantó casi dos años una situación incomodísima para cualquier gobernante y la aguantó dando muestras de una muy abnegada actitud de servicio, con ejemplar conducta cívica y devolviendo bien común por mal personal. Dicho lo anterior, nadie puede negar que la forma de retirarle el mando constituyó un abuso flagrante y que el pretexto usado para ello no se sostiene desde ningún punto de vista. Es fácil que lo sucedido pase a la historia como el alarmante error que puso en evidencia la extrema debilidad de una forma de organización social agotada llamada democracia.
Es urgentísimo reparar el desgarro que el egoísmo y el desmedido afán de poder han causado en nuestro tejido social.
El abc se muestra cauto estos días. Ya ha visto que dar por bueno lo que Sánchez ha hecho es una obscenidad y que meterse en la casa del PP es otra. Y esto último lo supongo yo porque, a poco que se ha asomado, ya se le ha visto el plumero; que si tumbó a Rajoy no fue para poner a otro en su lugar que comulgue también con esa 'tradición odiosa' que hace que los españoles, por la vía de la sencillez y la sobriedad, sean un pueblo fuerte y poco manipulable.
En el abc de hoy es el señor Margallo quien -tal vez por resentimiento-, con arrogantes expresiones denigra ("vigilo sus movimientos...") a quien por justicia tendría que ponerse al frente del gobierno.
La cABCera apoya claramente a Núñez. Del mismo modo que en cuatro años no se encuentra una sola foto de Rajoy en que haya salido favorecido, con los preferidos de abc sucede lo contrario, las imágenes los enaltecen muy por encima de lo que valen. Y ahora es el turno del líder gallego. Pero también con palabras lo viene ensalzando, aunque discretamente. Y por supuesto, esto nos confirma que el estilo de este diario es barrer para casa y que en la evolución y el desenlace de los últimos acontecimientos tiene grave responsabilidad.
Repito, es urgente reparar la ofensa cometida contra la democracia. Procede devolverle al grupo popular que ganó las últimas elecciones el derecho que naturalmente le corresponde a gobernar. Y aunque, lamentablemente, ya ha habido un daño irreparable en ese sentido, al truncar la carrera del presidente cuando más frutos estaba dando, a ese daño se podría añadir otro similar si, por la misma vía de influir en la opinión pública o por otras más ocultas, se altera la actual distribución de fuerzas entre los que tienen que convencer de ser los más indicados para garantizar la supervivencia de España en estos tiempos turbios, o lo que es lo mismo, garantizar la continuidad de un programa de gobierno democráticamente elegido y a prueba de afrentas, programa que, por cierto, estaba demostrando, y, paradójicamente, más que en otros partidos, estar tomándose en serio el perseguir la falta de honestidad y coherencia política.

Aviso para navegantes: Si te vas a sumergir en el mundial, no te duermas del todo; recuerda que los ladrones trabajan sobre todo por las noches. 

miércoles, 13 de junio de 2018

DE ASTROLABIOS Y CALEIDOSCOPIOS

El caleidoscopio emplea un artificio para obtener visiones deleitosas

Debido a las propiedades de la luz, al pasar por un tubo preparado con vidrios y espejos, se consiguen múltiples irisaciones de hermoso aspecto. Este juguete que encandila a los niños es el símil adecuado para describir lo que pasa con el abc. Si lo lees con ojos de niño te quedas 'encantado' y, como se dice ahora, fidelizado. Su truco consiste en que para una única realidad, saca visiones diversas del gusto de todos.
Antes del mazazo Gürtel, catalizaba el malestar general aplicando un prisma a la observación de las acciones de gobierno. Según colocara el filtro obtenía críticas del gusto de la oposición parlamentaria o críticas del gusto de la oposición interna, y su saldo, desprestigiando al Presidente, era siempre favorable. 
En esta última quincena vio necesario vestir de normalidad la felonía de Sánchez para evitar que la deseada situación de descalabro gubernamental revirtiera pero, una vez recobrado el pulso normal -con el arranque del mundial las constantes se dan por controladas- le ha dado media vuelta al tubo de cristales y ha transformado maravillosamente sus páginas de prensa amarilla en la voz señera que examina concienzudamente la realidad de un país de orden, con crítica al gobierno pero respetuosa, en nada parecida a la mendaz mirada al defenestrado Rajoy. 
Este giro a prensa seria lo podemos ver en la portada de hoy, donde aparece un Urdangarín afligido. La imparcialidad de la Justicia que quedó dramáticamente cuestionada en nuestro fuero interno por la abrumadora condena aplicada a vulgares delincuentes, aparece restablecida por todo lo alto en su dignidad con el envío a prisión del cuñado del rey. Y algunos 'plumas' serviles y bien pagados se deshacen en halagos a tan noble señora de ojos vendados y templada espada.
El detestable sesgo que en los últimos años empujaba sin clemencia al gobierno hacia el acantilado se torna ahora, de repente, en aplomado juicio que advierte de la peligrosa inconsistencia del actual gabinete. Con ecuánime visión apacigua los inquietos ánimos de los que, sin mucha consciencia de ello, todavía añoran la estabilidad perdida, sembrándoles al tiempo la esperanza de recuperar la cómoda silla de antes.
En realidad, sus sesudos comentarios, preñados de sentido de Estado, hilan evidencias y lugares comunes echando un tupido velo sobre sus verdaderas intenciones. Pero no hay por donde pillarlo: Destapa inflexible contradicciones e incumplimientos; denuncia improvisaciones y oportunismos; resalta la falta de visión y coherencia de las medidas de gobierno; se anticipa a los grandes temas sociales con hondura y sentido histórico y pone, en fin, el dedo en la llaga de deplorables ambiciones personales y partidistas.
En un abrir y cerrar de ojos, hábilmente, como el que no quiere la cosa y nada tiene que ver con el asunto, va predisponiendo a la opinión pública para que juzgue como inaplazable un nuevo encuentro con las urnas. Y una de dos, o sale de ellas un PP caleidoscópico y supercalifragilístico o sale un naranjazo relumbrón y deslumbrante que nos dejará ciegos para el resto de nuestros días.
El abc y su amo aspiran a llevar el timón de nuestro barco y determinan su rumbo por medio del astrolabio que maneja el director. Pero ese cuadrito que todos los días vemos en 'la dos' del abc, no marca las coordenadas que llevan a un puerto seguro, sino las que conducen al retortero de vientos que destrozan 'las naves de Tarsis' y dejan al pasaje a merced de los aviesos carceleros de las 'mazmorras de Argel'.
El engaño es contumaz; también lo podemos ver hoy mismo: en apenas 200 palabras encadena una retahila de insinuaciones insidiosas, detonantes súper-elaborados, montados sobre una explosiva matriz de insatisfacción y visceralidad a base de tópicos y rencores. Dice un párrafo: "La democracia no empieza cuando se gana una perversa moción de censura, ni termina con un gobierno de probeta..." Pero esa verdad, que es el sentir de muchos, puede, según se exprese, ser motor de un cambio a mejor o derivar en confrontación ciudadana. La prudencia obliga a tener cuidado, máxime a los que por su oficio pueden hacer oscilar la balanza a uno u otro lado y, lamentablemente, en los textos de D. Bieito Rubido, esa moderación brilla por su ausencia.
Definitivamente, el astrolabio del abc tiene una aguja bien torcida. Dios nos libre de fiarnos de él.

martes, 12 de junio de 2018

CENICIENTA SE MARCHÓ (actualizado 15/6)

Se entregará a quien acredite ser su dueño

Con las prisas es raro que no se cometan errores. Yo aun no entiendo bien porque hay tanta prisa en olvidar que hace un par de semanas éramos un país solvente en buen camino y ahora no somos nada. Me resisto a no entender y además con motivos, porque lo que veo estos días en los medios me los da.
El domingo conté lo de los pseudo-asombros y hoy viene en la Prensa una breve noticia en relación con eso. Dice que han sido condenados 18 de los 20 acusados por lo del PP de Valencia y que al ex-secretario general, que se queda con 4 años, se le ha aplicado una rebaja por confesar que hubo delito allí. 
Ese señor apareció el 25 de enero en la portada del abc digital por admitir en el juicio su delito, por lo que se quitó de encima unos años de prisión. 
Según la edición del 9 de mayo del mismo diario, comentada en la anterior entrada de este blog, la figura aplicada a Costa no fue la de confesión (primera campanada) sino la de reconocimiento, porque lo calló años y hasta la vista oral, en febrero, no lo admitió; mientras que Correa sí que había confesado antes. En esta misma edición se ponía en boca de la fiscal (o del fiscal, que la noticia da pie a esa duda) que de seguir así, el caso Gürtel pegaría un vuelco a mejor. 
Atención: Esta novedad positiva, a 16 días del bombazo, era también una pseudo-novedad, pues informaba de algo que ya había sucedido cuatro meses atrás.
Rebobinando el año: A finales de enero está encarrilada la aprobación de los presupuestos y con ellos la legislatura; a partir de ahí la crónica de Gürtel en abc es la siguiente:

*25 de Enero: Novedad en el juicio oral. Costa delata; Editorial: La confesión de Costa...es grave. Las condenas que pueden derivarse de esta confesión no sólo serán ajustadas a "Derecho" (entrecomillado de Fíate) sino que serán imprescindibles para la regeneración de nuestros partidos y para la superación de los muchos abusos y delitos cometidos con su financiación.
(ABC contradice la opinión de muchos expertos en reeducación que afirman que la honradez que se consigue con castigos es muy frágil).
*9 de mayo: Se informa de la rebaja fiscal del Gürtel-Valencia.
*25 de mayo: Sentencia-Bombazo del Gürtel-Pozuelo y Moción de Censura Regeneradora.
*Gobierno-express aclamado en los medios a bombo y platillo.
*12 de junio: Sentencia del Gürtel-Valencia, según lo anticipado en enero.
En la misma noticia del nueve de mayo de abc, se daba a entender que Costa acrecentaba aún más su colaboración al "reconocer" que lo de Valencia había sido promovido por Camps. Curiosamente, a pesar del espaldarazo de Costa, que se sumaba al que, al menos seis meses atrás, habían emitido otros de la trama señalando al expresidente de Valencia, y de que la investigación acumulaba ya más de ocho años, en el abc de hoy la escueta referencia al líder del PP, después de decir que "al no haber sido acusado, sus actos habrían prescrito", termina así: "La Fiscalía anunció que al final del juicio oral estudiaría si podía actuar contra Camps". Es obvio que ese texto incoherente y poco inteligible sobre la acusación al President, cuando se está ya informando de la sentencia, sirve para rellenar un hueco, afirmando a un tiempo la maledicencia sobre un exmandatario del PP. Sobre esto me viene a la mente una significativa parábola: si tú friegas con esmero un cuarto que queda reluciente y a continuación viertes en él un cubo de agua, una vez derramada no volverá a recogerse limpia. Es lo malo de difamar.
En la misma noticia del 9 de mayo se informa que el Supremo acaba de hacer firme la sentencia de Fitur que imponía pena de 13 años a Correa, Crespo y El Bigotes. Éste último, acabando de conocerlo e indignado, dice que dejará de colaborar con la justicia. En esa noticia no se dan las rebajas que se le aplicaban a él y a Crespo por confesar lo de Valencia . Hoy vemos que a él le quedan, después del descuento, casi 7 años, mientras que en la gran Gürtel del golpe quedó absuelto. A estas alturas ¿sabe alguien con certeza cuál fue el orden cronológico de estos fantásticos acontecimientos?
Cuando hojeé los abc del mes previo a la moción me encontré en el día 9 con un "A los cuatro vientos", de cien palabras, que lanzaba el mensaje de que ese punto de inflexión del Gürtel que en páginas interiores se estaba divulgando iba a servir sólo para confundir a la opinión pública. ¡Y tanto! ¿Cómo lo adivinaría el editorialista?
Como decíamos al principio, con las prisas siempre se olvida uno algo. A mí en esta ocasión también, aunque como voy corriendo todavía no sé qué es. Y a los presuntos implicados en el enredo Gürtel-Moción-Gobierno-expréss-Debacle, seguro que también, por lo que se va viendo o no viendo.
De momento, corre el río por las piedras y en medio de la vorágine cotidiana vamos haciendo la digestión de este "sapazo" que nos han servido; claro que a esto colaboran mucho... bueno no, muchísimo, los de la Prensa. A propósito, ¿han pensado qué sería de nosotros sin las encuestas? Porque, indignados como estábamos la mayoría por la fechoría de los anti-españoles, nos hemos enterado de que el proyecto España va a salir reforzado después de todo. Lo supimos al publicar ayer el abc una encuesta seria: Que volvemos al bipartidismo y el PP va en cabeza. ¡Menos mal!
Y no solo eso, parece ser que el mismo viernes que triunfó la moción se organizó en torno a Génova, de modo espontáneo, un black Friday, con una cola que daba la vuelta a la manzana de gente que quería un carnet del partido y que estaban esperando a que se fuera Rajoy para sacárselo. Yo estoy pensando también en afiliarme, total, es prácticamente gratis y así, cuando ganemos, igual me dan un cargo y todo.
Ah, y Rivera, que iba en vertiginoso ascenso y ya le daban como próximo presidente hace quince días, se ha pegado el gran batacazo por andar mariposeando con Sánchez. Mira oye, que aprenda. Ahora ya no cuenta para nada en las quinielas.
Y si nos guiamos por la prensa podríamos pasar la vida en los mundos de Yupi tranquilamente... bueno, tranquilamente no, sólo a condición de que tengamos buenas tragaderas.
Por ejemplo, lo de las nuevas afiliaciones será cierto, pero ¿quienes son? ¿los que abandonan c´s, tal vez? ¿Y si la encuesta se pasó el jueves y se dio a conocer ayer domingo, cómo migraron con tanta anticipación? Otra posibilidad es que la caída de Rajoy despertara el entusiasmo de muchos que creían que el problema de España era él, aun cuando llevara tres elecciones ganando contra pronóstico. O vete tú a saber si son espías que van a desestabilizar el partido... después de todo, estando el mar tan revuelto ¡hay que tener ganas para acercarse! Vd., por ejemplo, ¿tiene ganas?


domingo, 10 de junio de 2018

CÍNICOS

Dureza pétrea de níveos corazones
Sepulcros blanqueados, llamó Jesús a los que no le reconocían como el Salvador, a los que preferían los caminos sinuosos de la mentira y la violencia. Esos siguen actuando hoy de la misma manera y sigue Jesús en los cristianos padeciendo su persecución. Porque La Verdad está viva y se sigue anunciando y no cesará su anuncio hasta que Dios haga de sus enemigos el estrado de sus pies.
Pavor en torno...reza un justo perseguido en un salmo. Y la cosa sigue igual. En torno a mí veo moverse en la oscuridad la sombra del mal, de muchas formas: intrigas, abusos, violencias, vicios, calumnias, injusticias, mentiras, traición... Si no fuera por la angustia que la opresión del débil me causa, me callaría y me buscaría algún refugio placentero; pero no puedo.
Veo extenderse el mal como una mancha de aceite. Y no encuentro nada limpio fuera de Dios.
Jesús les echó en cara a  los jefes edificar mausoleos a los profetas que sus antepasados habían matado. Y también esto sucede hoy. En los últimos cuatro años Rajoy fue el blanco de todas las críticas, el enemigo a batir; y los que le han despeñado ya han empezado a halagarle. 
Durante ese tiempo jugué con ellos a "Descubre la mofa de hoy", y no fallaba. La burla gráfica del Presidente era contumaz. Al mismo tiempo era posible jugar a "Adivina quién le va a sustituir", y tampoco era difícil. Ahora está empezando un juego nuevo "¿Dónde se encarnará por fin el espectro anti-Rajoy?"; que de momento no es fácil porque hay un lío enorme pero pronto se verá. 
En lo de tumbar al gobierno fue crucial convertir al Presidente en el hazmereír de los españoles. Llegó a ser antipático a propios y a extraños. ¡Es increíble qué ceguera tan grande padece España! Qué pérdida de criterio y de tronío. No sé cómo ha crecido tanto el error... pero tiene que ver con el dinero, con esa época de vacas gordas que hemos vivido como la cigarra... y que nos ha dejado en la indigencia cultural... el paraíso de los divulgadores de mentiras.
La Prensa da náuseas. El primer domingo después de la Moción relataba un columnista de ABC sus tres asombros de esa semana: Que los políticos no supieran nada del caso Gürtel con la de información minuciosa que se había dado durante meses; que los dos magistrados que dieron el fallo o el tercero en discordia (no se acuerda), hubieran dicho que el PP era inocente pero culpable de beneficiarse sin saberlo y que eso mereciera una moción; y que las penas a Correa y a Rosalía se castigaran como abyectos crímenes. Asombrosos hechos, ciertamente,.tan oscuros como sus causas.
Primero: En ese mismo diario, en todo el mes anterior a la sentencia sólo aparece una noticia sobre el caso Gürtel: Correa, Crespo, Costa y El Bigotes -convictos por Fitur- obtenían rebajas de liquidación en el capítulo de la caja b de Valencia por confesar o reconocer. Y de seguir así en los restantes juicios (caja b general, Aena, Jeréz y Boadilla) iba todo a mejorar. 
Resultó que a los 16 días reventó un Gürtel no anunciado: el de Majadahonda y Pozuelo, con 1650 páginas de expediente. ¿Qué se supone que tenían que saber con tan meridiana claridad nuestros representantes sobre este caso viscoso y multicéfalo?
Segundo: Leyendo el viernes 25 los detalles del fallo -poco más de una página-, nos enteramos de que el juez Hurtado censuró a sus dos colegas el haber desvirtuado la sentencia con la Introducción, al decir que "queda probada una sistemática y eficaz trama de financiación ilegal en el PP" siendo que el fallo reconoce expresamente que el PP desconocía la procedencia ilícita de unos dineros que recibió.
Este hecho hubiera merecido una serie de portadas y no tres líneas perdidas a mitad de un comentario sobre una foto de Rajoy capitulando.
Y tercero: Contrastan los 51 años a Correa con su rebaja de dos tercios -de 21 a 7- anunciada quince días antes por haber confesado lo de Valencia. ¿Se les paga a los periodistas por asombrarse o por investigar y contar la realidad?   
Lo anterior, en el contexto de la campaña de descrédito del Presidente Rajoy iniciada con furia por La Gaceta y continuada con igual inquina por el ABC, son motivos suficientes para no quedarse tranquilo con lo que ha pasado. 
Pero una manta de silencio mediático envuelve ahora cualquier mención de estos hechos, como si Rajoy no tuviera seguidores y todos los de su partido se estuvieran frotando las manos porque por fin lo han echado y va a subir a presidente el candidato que ellos deseaban. ¿Quién se lo traga? ¿No será más bien que estos diarios ya están avisados de a quién tienen que apoyar?
Y este delicado asunto se puede ir cociendo a hurtadillas porque el catering periodístico nos tiene entretenidos con menús degustación de folklores ministeriales, aperitivos de encuestas de dulces expectatiras de crecimiento para el PP y cócteles sugerentes de hipótesis, profecías y predicciones para todos los gustos. Y para que nadie tenga quejas, el festín se ambienta con fotos de 7 peces gordos inquietos por tragar. 
'Que nadie se mueva' es el pan nuestro de cada día de LaPrensa. Imponen cargas pesadas sobre el pueblo mientras que ellos no están dispuestos a mover un dedo por llevarlas. Son el nuevo sacerdocio para la nueva ley. ¿No queréis taza?... pues tomad taza y media; he ahí el mandamiento principal que resume todos los demás.
Los nuevos escribas son los mismos que enojaron antaño a Jesús: hipócritas y, como decíamos en el título, c´icos.

jueves, 7 de junio de 2018

LA FIERA CORRUPIA


Un Sánchez con cartera para todos ocupa hoy una gran portada. En la segunda de la cABCera, se colige de los titulares que el PP ha cerrado página y se centra en la sucesión de Rajoy, y eso sí, le pide al tribunal una aclaración de la sentencia.
Un fallo judicial de 1650 páginas quedó resumido en El País del 25 de mayo en una sola, que no presenta evidencia de que el partido en el poder hubiera delinquido. Pero el caldo ya estaba a punto y Sánchez se tiró a la yugular del Gobierno, con el apoyo de enemigos de España y hasta ese momento también suyos, y acabó con él. En poco más de una semana, con final de la Champions por  medio, los españoles nos deshicimos de un gobierno solvente e instalamos otro -de pega- en nuestra cpu, como si nada hubiera pasado. Surrealista.
En estos años de vacas flacas, la Prensa nos ha ido acostumbrando a echarle las culpas de todo a Rajoy. Cada día pintarrajeaba un poco más su retrato: unas barbas, unos cuernos, unas pezuñas... y al final quemamos al chivo en la pira ritual tan contentos. La corrupción institucional fue el pretexto. Ese fenómeno, tan llamativo últimamente, fue la punta de lanza y es también la punta del iceberg de la devastación humana que está llevando a cabo sistematicamente la Fiera Corrupia.
El modus operandi de la fiera no tiene misterios: para sus movimientos emplea una energía -fuerza capaz de producir trabajo-, unos engranajes y una transmisión, y por último, algo que dé vueltas. (Dinero-rotativas-Correa-Rodillo; ver figura). O sea, acción-reacción; pura física.
Pero, como decía, las operaciones de la fiera son de hondo calado. Los continuos fraudes alcanzan pleno sentido en el contexto de su intención destructiva. Ese 'objetivo nuclear' nos descubre que el clamor contra la corrupción fue un desencadenante relativo, porque no partió del corazón de las personas sino de su cabeza, donde trastea la Prensa a su antojo. Sentir de verdad la lacra parasitaria institucional hubiera supuesto experimentar en carne propia la privación de la fama, el futuro, los bienes y la libertad, sin haber dado motivo para ese daño. Y desgraciadamente no es eso lo que ha ocurrido. En la población prevalecen sentimientos epidérmicos inducidos, con un trasfondo de pena. El sentir común sobre la corrupción es un rechazo más bien estético: nos repugna, nos asquea ver tanta bajeza en los que tenemos por encima. La fiera sabe esto y lo aprovecha para sus planes destructivos, haciéndonos creer que esa calamidad es la causa profunda de nuestros males, cuando en realidad es sólo un síntoma.
Ese mal de raíz es la falta de sentido vital y por esta carencia se explica que la confusión y la inestabilidad se estén instalando en nuestras sociedades como rasgos estructurales. Haber abolido la moral natural -que hay actos objetivamente buenos o malos- explica también que no podamos distinguir las villanías que se realizan ante nuestros propios ojos, como las que han precedido a este cambio de gobierno errático -hacia la nada- que nos acabamos de merendar.
El desconcierto y la desorientación que traen consigo la ruptura con la tradición, instalan en la sociedad una enajenación colectiva arrogante y violenta, que "asimila" todo tipo de desórdenes pero que, a cambio, por el vacío vital que deja, necesita una catarsis colectiva de vez en cuando para desahogar las tensiones y aguantar otra temporada.
En resumen, dar por bueno lo que se acaba de perpetrar en España es renunciar a los principios que nos han ordenado durante siglos como comunidad estable. Es abrir la muralla y entregar la llave de nuestro futuro a los gurús de 'las modernas libertades', que son en realidad esbirros de la Fiera Corrupia. Y los que sabiendo esto callan, rendirán cuentas a Dios por ello.

domingo, 3 de junio de 2018

BOTIQUÍN DE EMERGENCIA

LO MÁS BÁSICO


D. Pedro Sánchez es ya el nuevo Presidente del Gobierno. El cómo, por qué, para qué y hasta cuándo no son ahora las preguntas adecuadas. La que conviene hacerse, mirando cada cual a su corazón, es si hay odio en él. Porque el odio es nuestro principal enemigo.
Últimamente ya no andábamos muy sobrados y ahora se nos oscurece aún más el horizonte. El diálogo, base de la convivencia, está amenazado. Los políticos, jueces y periodistas, encargados de hacerlo posible, en entredicho. Hay saturación de palabras y de mentiras y hemos llegado a un punto tal de confusión que nuestro equilibrio, personal y colectivo, reclama ser apuntalado.
En esta situación es probable que nos visite la tentación de tirar por la calle de en medio. Para evitar este peligro nos conviene colaborar. Voy a mencionar algunas estrategias que nos pueden ser útiles en los momentos malos.
1) Considerar que los buenos tiempos volverán tarde o temprano.
2) Contarle nuestros problemas a alguna persona que nos merezca confianza, porque ya se sabe que cuatro ojos ven más que dos. (Esa persona, si no existe, puede aparecer si la buscamos)
3) Ser solidarios. Dar de lo nuestro nos ayuda a sentirnos bien y genera una red social que en otro momento nos puede amparar a nosotros mismos.
4) Vigilar nuestra salud mental. En cuanto a las pastillas, son útiles y no hay que hacerles ascos, aunque su alcance se limite a aliviar los síntomas más molestos de nuestro malestar. Ahora bien, como psicólogo, con larga experiencia, sé que un poco de cultura psicológica puede mejorar mucho nuestra calidad de vida. Recomiendo vivamente Sentirse Bien (sobre todo las cien primeras páginas), de David Burns, en Editorial Paidós (tapas amarillas). Entre "las perlas" que nos regala este libro destaco una: a veces, en nuestro diálogo interior, nos decimos: "Esto no lo soporto"; pero no es verdad; es una afirmación contradictoria, porque en el momento de pronunciarla ya estamos soportando esa situación. Si cambiáramos esa frase por "Esto me está resultando muy duro", nos estaríamos expresando con más realismo y sentiríamos un efecto balsámico en nuestra psicología.
5) Por raro que nos parezca, hay una palabra "mágica" para experimentar un gran descanso en los momentos de tensión: "Perdón". Es de sabios reconocer los errores. Si somos valientes para intentarlo, comprobaremos que, en vez de perder -como nos tememos-, recurrir a esa palabra nos hará más fuertes.
6) Evitar toda situación (incluso interior), persona, idea, lectura, proyecto, ente, fantasma...que nos inquiete. Frente a un problema conviene asesorarse de alguien de confianza y luego, sin precipitación, decidir y descansar. Lo que tenga que ser, será (y el 99% de nuestras preocupaciones son por cosas que luego no pasan).
7) En todas estas pistas que estoy dando, no se pierda de vista que se trata de un camino, o sea, que si se intenta poner en práctica algo de esto y no se consigue, o no del todo, eso no quiere decir que no funcione sino que hay que seguir entrenándose.
8) El río está revuelto y la corriente en estos casos favorece a los pescadores. Próximamente se alzarán muchas voces reclamando nuestra atención y colaboración, y no conviene ir tras ellas. Si nos fijamos bien podremos distinguir a nuestro alrededor ejemplos de conductas que, sin hacer tanto ruido, nos serán modelos de mucho mayor provecho.
9) En cuanto al tema educativo, mi opinión como psicólogo y pedagogo con 33 años de docencia, es que si lo que queremos verdaderamente es que nuestros hijos sean felices, su educación tiene que ocuparse del corazón tanto o más que de la cabeza. En este sentido les ayudará muchísimo que intentemos reducir el número de advertencias que nos inspira el miedo al futuro. Su ánimo -motor de su actividad- se fortalecerá al contacto con unos padres confiados y distendidos -que no pasotas. Al fin y al cabo, los mayores somos "chicos con más edad", y ha sido mayormente la interacción con el tiempo lo que nos ha hecho capaces. Con una base fuerte de sano afecto, optimizaremos la inteligencia y talentos naturales de nuestros hijos. Y repito, todo esto es un camino, no una receta; lo importante es ir dando pasos.
10) Para terminar, la sabiduría que ha dado a nuestra civilización logros sublimes, viene inspirada por la ética judeo-cristiana. Precisamente haber pretendido crecer fuera de esas raíces es lo que ha debilitado nuestras sociedades occidentales. Que Dios-Amor exista y sea además hombre, es la garantía del éxito en cualquier empresa. Y en la batalla que ahora empezamos, más, si cabe.

Volviendo al principio, si finalmente -Dios no lo permita- las afrentas a la vida ordenada de trabajo y paz llegaran a hacerse insufribles, y fuera menester ejercer la legítima defensa, podremos proteger sin miedo esas murallas si lo hacemos por amor. Cobran sentido aquí las palabras de Antonio Rivera a los defensores del Alcázar: "Disparad, pero sin odio".