Imagen de FÍATE

Imagen de FÍATE

domingo, 11 de marzo de 2018

ANIVERSARIO DEL 11 M

La esperanza no defrauda. Hasta en un desierto puede nacer una flor.


Vistazo a la prensa en el 11M
(¿Nos dirán por fin qué pasó aquel nefando día en que el estallido criminal dejó nuestro escenario político tan enlodado como lo vemos?)

* Los dos diarios ‘de derechas’ sólo dicen del 11M que sus autores siguen presos; El País le dedica en la franja premagazine diez artículos de opinión, pero ninguno va al fondo del asunto.
* El Confidencial avisa del alto riesgo de atentado.
Este diario nos cuenta últimamente lo que ninguno. Por esa exclusividad; porque toda la información que se difunde pertenece a una única prensa-Capital y porque el nombre de ese diario crea la ilusión de que leemos confidencias, damos más credibilidad a ‘sus chismes’, que en realidad son anzuelos para atrapar nuestra visión de lo que sucede.  
(Respecto al riesgo de atentado, viendo el nuevo estilo río-revuelto socio-político español, no sería raro que sucediera tal calamidad. Además, por estar cada vez más metidos en nuestras burbujas, dejamos el camino libre a los perversos.
Frente a ese peligro, el diálogo disminuiría el riesgo; por ejemplo, el que esto escribe comunicó hace un año a Interior la presencia asidua de jóvenes magrebíes en actitud sospechosa en cierta zona Wifi, y se esfumaron para siempre.)
* En la misma línea de totum revolutum, el editorial de El País incita a la agitación social con una causa bastarda y acientífica: la supuesta explotación de las mujeres a cargo de los varones en España.
* El ABC y La Razón no mencionan la nueva encuesta de Metroscopía que insiste en el ascenso de Cs y que es la primera noticia en la portada de El País (8:30 h) ¿Será verdad que Rivera se ha pasado a la izquierda? Es un chaquetero, pero total, ¿a quién le importa?
* Una entrevista a Chomsky, el nonagenario lingüista de la Gramática Generativa, que desde su atalaya de conocimiento sigue intentando iluminar nuestra existenca. Entresaco algunas de sus palabras:
                                              Enfado, miedo y escapismo
Así describe Chomsky el ánimo de los occidentales de hoy. Y analiza las causas y sus posibles soluciones.
PREGUNTA. ¿Vivimos una época de desencanto?
RESPUESTA. Hace ya 40 años que el neoliberalismo, de la mano de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, asaltó el mundo. Y eso ha tenido un efecto. La concentración aguda de riqueza en manos privadas ha venido acompañada de una pérdida del poder de la población general. La gente se percibe menos representada y lleva una vida precaria con trabajos cada vez peores. El resultado es una mezcla de enfado, miedo y escapismo. Ya no se confía ni en los mismos hechos. Hay quien le llama populismo, pero en realidad es descrédito de las instituciones.
P. ¿Ha triunfado entonces el neoliberalismo?
R. El neoliberalismo existe, pero solo para los pobres. El mercado libre es para ellos, no para nosotros. Esa es la historia del capitalismo. Las grandes corporaciones han emprendido la lucha de clases, son auténticos marxistas, pero con los valores invertidos. Los principios del libre mercado son estupendos para aplicárselos a los pobres, pero a los muy ricos se los protege. Las grandes industrias energéticas reciben subvenciones de cientos de millones de dólares, la economía high-tech se beneficia de las investigaciones públicas de décadas anteriores, las entidades financieras logran ayudas masivas tras hundirse… Todos ellos viven con un seguro: se les considera demasiado grandes para caer y se los rescata si tienen problemas. Al final, los impuestos sirven para subvencionar a estas entidades y con ellas a los ricos y poderosos. Pero además se le dice a la población que el Estado es el problema y se reduce su campo de acción. ¿Y qué ocurre? Su espacio es ocupado por el poder privado y la tiranía de las grandes entidades resulta cada vez mayor.
P. Suena a Orwell lo que describe.
R. Hasta Orwell estaría asombrado. Vivimos la ficción de que el mercado es maravilloso porque nos dicen que está compuesto por consumidores informados que adoptan decisiones racionales. Pero basta con poner la televisión y ver los anuncios: ¿buscan informar al consumidor y que tome decisiones racionales? ¿O buscan engañar? Pensemos, por ejemplo, en los anuncios de coches. ¿Ofrecen datos sobre sus características? ¿Presentan informes realizados por entidades independientes? Porque eso sí que generaría consumidores informados capaces de tomar decisiones racionales. En cambio, lo que vemos es un coche volando, pilotado por un actor famoso. Tratan de socavar al mercado. Los negocios no quieren mercados libres, quieren mercados cautivos. De otro modo, colapsarían.
P. Arranca su libro recordando la Gran Depresión, un tiempo en el que “todo estaba peor que ahora, pero había un sentimiento de que todo iría mejor”.
R. Me acuerdo perfectamente. Mi familia era de clase trabajadora, estaba en paro y no tenía educación. Objetivamente, era un tiempo mucho peor que ahora, pero había un sentimiento de que todos estábamos juntos en ello. Había un presidente comprensivo con el sufrimiento, los sindicatos estaban organizados, había movimientos populares… Se tenía la idea de que juntos se podía vencer a la crisis. Y eso se ha perdido. Ahora vivimos la sensación de que estamos solos, de que no hay nada que hacer, de que el Estado está contra nosotros…
P. ¿Tiene aún esperanzas?
R. Claro que hay esperanza. Aún hay movimientos populares, gente dispuesta a luchar… Las oportunidades están ahí, la cuestión es si somos capaces de tomarlas.
Chomsky termina con una sonrisa. Deja vibrando en el aire su voz grave y se despide con extrema cortesía. Luego sale del despacho y baja las escaleras de la facultad. Afuera, le esperan Tucson y la luz seca del desierto de Sonora.



martes, 6 de marzo de 2018

MUJER, STATUS QUESTIONIS

La Nueva Mujer

"La mujer es inexcrutable. Sus más triviales actos pueden ocupar volúmenes y sus decisiones más extraordinarias pueden depender de una horquilla o de un peinado". (Sherlock Holmes)

Ocho de cada diez españoles se entera de lo que pasa usando el móvil, y de ellos sólo uno lee textos con oraciones subordinadas complejas. Una foto, con un titular, es el producto informativo estrella.
Si abrimos hoy La Razón (7:00 h.) vemos en primera plana al Presidente con mala cara y leemos: El objetivo del PP: "Aguantar hasta Navidad". El cuerpo de la noticia lo consultan pocos, y lo que corre por ahí es que el Gobierno está acabado, aunque el titular hable sólo del PP.
Esto es un ejemplo claro de la manipulación mediática que realiza el móvil. Y con semejante instrumento es fácil tumbar gobiernos y manejar países.
Ese avasallamiento sólo se frenaría a base de educación y por eso es tan fuerte la presión sobre el mundo educativo. Pero, mientras que la legislación que atornilla la labor docente es exhaustiva, la que obliga a los magnates de la prensa cabe en el siguiente párrafo:
"Artículo 6. El derecho a una comunicación audiovisual transparente.
1. Todos tienen el derecho a conocer la identidad del prestador del servicio de comunicación audiovisual, así como las empresas que forman parte de su grupo y su accionariado.
A tal efecto, se considera que el prestador está identificado cuando dispone de un sitio web en el que hace constar: el nombre del prestador del servicio; su dirección de establecimiento; correo electrónico y otros medios para establecer una comunicación directa y rápida; y el órgano regulador o supervisor competente.
2. Todos tienen el derecho a conocer la programación televisiva con una antelación suficiente, que en ningún caso será inferior a 3 días. En el caso de la programación televisiva, además la programación se dará a conocer mediante una guía electrónica de programas, cuyo contenido gratuito básico deberá estar asimismo disponible en un servicio de información de programación en Internet mediante un archivo procesable por máquinas, de formato descargable, cuya estructura deberá ser de conocimiento público, y ubicado en una página web cuya disponibilidad será responsabilidad del prestador del servicio de comunicación audiovisual. La programación sólo podrá ser alterada por sucesos ajenos a la voluntad del prestador del servicio audiovisual o por acontecimientos sobrevenidos de interés informativo o de la programación en directo. El servicio de información de la programación en Internet deberá disponer de mecanismos de aviso de que la programación ha sufrido modificaciones de última hora.
3. Las informaciones a que se refiere este artículo contenidas en páginas de Internet, guías electrónicas de programas y otros medios de comunicación de los prestadores del servicio de comunicación audiovisual que sirvan para hacer efectivo el derecho a la transparencia regulado en este artículo, deberán ser accesibles a las personas con discapacidad.
4. Los poderes públicos y los prestadores del servicio de comunicación audiovisual deben contribuir a la alfabetización mediática de los ciudadanos.
5. Todas las personas tienen el derecho a que la comunicación comercial esté claramente diferenciada del resto de contenidos audiovisuales, en los términos previstos por la normativa vigente.
6. Las páginas de Internet, las guías electrónicas de programas y demás canales o vías de comunicación de los prestadores del servicio que sirvan para hacer efectivo el derecho a la transparencia regulado en este artículo, deberán ser accesibles a las personas con discapacidad.
[Resumido de la Ley Audio-Visual del 30/3/2010. El resto del articulado menciona y detalla lo relativo a la pluralidad, diversidad cultural y lingüística, los menores, los discapacitados y el derecho a participar en el control.]
Este es un panorama común al mundo occidental y es una coyuntura de cambio hacia una dictadura digital (digidic), con una población analfabeta y adormecida y una élite despótica. Pero para su plena vigencia hace falta destruir el Derecho Natural y las bases morales que sustentan nuestras sociedades. Y eso se está llevando a cabo por medio del engaño, la traición y la siembra de cizaña.
En educación, la fragmentación del saber, la desintegración personal marginando del aula las emociones, y el incentivo de la competitividad, son los ingredientes básicos para dividir y aislar.
Los medios hacen el resto fomentando la rivalidad entre grupos sociales, la inmoralidad pública y toda iniciativa que vaya contra alguien; el llamado género, por ejemplo.
"¡Mujer, basta ya! No aguantes más, denuncia a tu marido. Llama ahora mismo al 333 y te lo arreglamos todo." La Policía Nacional circulaba hace unos meses con ese anuncio en la carrocería de sus coches. Mientras tanto, no había crimen con víctima femenina que no recibiera amplia difusión mediática.
¿A quién beneficia identificar mujer con 'víctima del varón'? Esto lo dejo estar como el que no siendo experto en explosivos, no osa acercarse.
Antonio Machado, corríjanme si me equivoco, escribió que en este país mandan las mujeres y si hace falta a escobazos; y ya muerto el poeta le dieron el cambiazo y, birlándole esos versos, le enjaretaron los tristemente famosos de las dos Españas, que él no escribió. Por lo demás, afirmó a los 30 años haber amado en las mujeres cuanto en ellas encontró de amable ("Retrato") y a los 35 se casó con una niña de 15.
Mi experiencia es también que en esta parte del mundo las mujeres no son esas víctimas que la industria perversa nos está vendiendo. Por un clavo se perdió una herradura, por ésta un caballo y con él un militar; caído el general se perdió la batalla y, por ella, la guerra. 'El clavo' -o dolor de cabeza- que maneja una mujer, puede suponer tantas o más víctimas mortales como las que pesan sobre los varones.
Lo que me preocupa es que esa visión simplista y maniquea de los medios, a base de repetirse, esté llegando a penetrar incluso entre los más llamados a combatirla. Se va metiendo aprovechándose del 'buenismo' inducido por relaciones sociales teledirigidas y constrictivas, normativizantes, sintomáticas de una creciente merma de libertad individual.
El cambio que se va operando supone la sustitución de un modelo de hombre basado en la Revelación cristiana, que asume nuestra condición de criaturas y con ello posibilita la libertad en el ámbito del amor desinteresado. La visión de la vida como un regalo, su gratuidad, trae consigo un plus de creatividad ligada al agradecimiento; un plus que desaparece en la nueva antropología que sustituye a Dios-Amor por el dinero, reponiendo el primitivo y salvaje 'ojo por ojo'.
Al peligro de los 'confiados' hay que añadir la creciente ceguera que afecta a los que, también por miedo, apartan su vista de las escasas luces que aún brillan, quedando a merced de los falsos profetas. Éstos, extraviados por alguna pasión inconfesa, adquieren una 'sabiduría' engañosa, que arrastra consigo a muchos caminantes desorientados.
Cierto prelado, de los que de vez en cuando aparecen en los medios opinando sobre cuestiones doctrinales polémicas, ha organizado un gran congreso con luz suficiente para destapar la miseria que encubre la mediática defensa de la mujer. En un texto suyo se lee:
«La condición para asegurar la justa presencia de la mujer en la Iglesia y en la sociedad es una más penetrante y cuidadosa consideración de los fundamentos antropológicos de la condición masculina y femenina, destinada a precisar la identidad personal propia de la mujer en su relación de diversidad y de recíproca complementariedad con el hombre, no sólo por lo que se refiere a los papeles a asumir y las funciones a desempeñar, sino también, y más profundamente, por lo que se refiere a su estructura y a su significado personal».
Como hemos visto, en la teología feminista radical «los testimonios de la revelación ya no son fundamento y norma para exponer la dignidad de la mujer; más bien una determinada comprensión de la emancipación se convierte en la clave hermenéutica única y últimamente válida para la interpretación tanto de la Escritura como de la Tradición»; es una forma de hacer teología desde el punto de vista del feminismo, es decir, desde presupuestos ideológicos. La enseñanza de la Iglesia es radicalmente distinta, pues propone el estudio teológico de la cuestión a la luz del designio amoroso de Dios: es lo que el Papa Francisco ha llamado «una teología de la mujer». (Sic)
No obstante la noble intención que se cita en su texto, se desliza el error en las últimas palabras al separar lo que de suyo es inseparable. La Creación, al servicio del ser humano, es un regalo de Dios a un ser hecho a imagen y semejanza suya; un regalo del 'Uno y Trino' al que es 'hombre y mujer', "una sola carne", diversos pero complementarios, concebidos en cuerpo y alma para donarse mutuamente y alcanzar así su fin en el amor fecundo. Cabe solamente hablar de una "Teología del cuerpo" para avanzar con seguridad por la senda buena de una 'nueva mujer' para una nueva humanidad.
Conclusión: Cada mujer (y cada hombre), al empezar la jornada, haría bien en preguntarse en nombre de Dios: ¿qué puedo hacer yo hoy para que el mundo sea mejor? 
Y si encontrara así el Creador, mañana o pasado, la puerta de los corazones abierta, en un instante disiparía  las tinieblas del error que nos impiden ver en cada semejante Su espléndida imagen.