Imagen de FÍATE

Imagen de FÍATE

lunes, 19 de diciembre de 2016

FÍATE...EL PODER DE LA ALEGRÍA

es milagroso...
El colegio ya no sabía que hacer con aquel@ niñ@ de tercero; los maestros intentaban quitársel@ de encima y el equipo directivo sólo aspiraba a que terminara sexto sin causar grandes problemas y se fuera a otro centro. El departamento de Orientación había hecho todo lo que podía y llevaba con resignación el caso. 
Entonces le llegó el turno a Fíate y lo primero que hizo fue pautar un tratamiento a medio plazo con dosis de alegría crecientes. Por ahora, no ha llegado el momento de desvelar el secreto de la fórmula de la alegría y para este artículo bastará con decir que ese fue el remedio aplicado y que funcionó.
La marca que suministraba el producto a Fíate, daba también con él todo un programa de apoyo, con profesionales de ayuda, información adicional, recursos coadyuvantes, etc. Y poniendo en marcha el proceso, que por supuesto integraba muy bien los propios medios del centro, empezaron a verse los resultados.
El comienzo no fue fácil. El@lumn@ ofrecía una resistencia numantina a obedecer. Su actitud estaba fuera de toda norma. Peleas, gritos, lanzamientos por la ventana, escapadas del aula, hacer en ella todo lo contrario a lo establecido...ése era su empeño a diario. Una auténtica locura para el@maestr@.
Mientras tanto el producto iba actuando silenciosamente; obrando una transformación interior firme y duradera. Los protocolos probadamente eficaces se sumaban al tratamiento con fiatina: Colaboración escuela-familia; recursos de la ciencia psicológica; paciencia, cariño, dedicación; todo eso, se implementó. Y constantemente el contacto con la firma proveedora de la alegría; contándole los avances y problemas, evaluando, retroalimentando y pidiéndole ayuda...
Al comienzo del segundo trimestre la situación había pegado un vuelco y el@lumn@ respondía ya con cierta normalidad en la dinámica de la clase. Y al terminar el curso la problemática había revertido y el@alumn@ empezó a tener una escolaridad normal.
A día de hoy, varios años más tarde, no ha vuelto a reaparecer en su vida aquel indeseable estado.

domingo, 18 de diciembre de 2016

PARA LA LIBERTAD



Perra vieja que ha lucido ya muchos collares...

Acabo de ver un vídeo, si se me permite la expresión, 'siniestro', en Facebook. En él se nos muestra un juicio ficticio a la educación actual de los EEUU, donde el fiscal arremete contra la misma utilizando como idea fuerte que la educación no se adapta a las personas. Le lanza acusaciones muy duras, consciente del papel decisivo de la misma en la vida de los ciudadanos y de la sociedad. Y después de probar su culpabilidad, emprende un largo elogio a la educación de países como Finlandia y Singapur.
Lo siniestro está en que tiene una factura perfecta para demostrar la necesidad de un cambio concreto, convenciéndonos de sus ventajas contra nuestro propio interés. Me explico:
El truco consiste en situar el problema educativo donde no está, sin que se note: Sale el fiscal con un pez nadando en una pecera y diciendo: "Einstein dice -una versión de Symon says según la cual todos han de decir amén a lo que Einstein dice- que a un pez no se le debería hacer creer que es torpe por no saber correr. Y eso es justo lo que se está haciendo en las escuelas de hoy". ¡Golazo! A partir de ahí ya todos quedamos atrapados en la red del ilusionista. Es justo al principio del vídeo donde se nos da el cambiazo.
Al presentarse con las credenciales del gran genio de la Física, nadie repara en que Einstein no habló para nada  de un pez en cautividad. La pecera es un elemento bastardo en el discurso, y 'encierra' en ella una atroz carga de maldad. Porque el debate educativo es justamente si debemos educar en y para la libertad o en y para la servidumbre.
El mensaje transmitido por este video-montaje es: “Dejaos guiar por mí –un experto- hacia el paraíso educativo donde están ya otros países mejores que el nuestro”. Y si Dios no lo remedia iremos todos hacia allá como corderitos. Sin embargo, leyendo entre líneas, se puede ver otra cosa.
1.      Ese video es un producto de propaganda.
2.    Su autor conoce perfectamente la malicia que contienen los sistemas educativos actuales porque él mismo (entiéndase los que ponen toda su confianza en el dinero) la ha promovido durante decenios para sus propios intereses mercantiles, que pasan por tener una población ignorante y sumisa.
3.   Y este 'autor' conociendo perfectamente toda la bajeza del sistema porque los suyos lo han modelado, se pone a denigrarlo con vehemencia para ponerse en el puesto del héroe que nos puede salvar. Y así pontificando nos dice y recomienda lo siguiente:
4.    La educación actual es arcaica y cercena la creatividad y el crecimiento personal, y por eso tantos abandonan o “fracasan”. Lo que hay que hacer urgentemente es dar el salto a la tecnologización de la enseñanza, que permitirá a cada alumno avanzar a su ritmo y según sus intereses.
5.      De lo anterior se desprende que hay que estar dispuesto a creer en esa verdad y, abandonándose en las manos de quienes saben de esto, lanzarse a la aventura del futuro. Los que se nieguen son unos malvados que ocasionan mucha miseria y muerte y merecen ser llevados a juicio y ser condenados.
6.   Pero ¡ATENCIÓN! Todo el planteamiento del vídeo es una gran mentira. Enfoca con su soberbio foco mediático a las personas sencillas que creen en el valor educativo del calor humano, culpándolas de lastrar el progreso, y teniendo a quien culpar deja libres a los mercaderes para perpetrar sus planes egoístas y homicidas que son sólo más de la misma miseria educativa de los últimos tiempos y que traerán cada vez más muerte y la peor de las esclavitudes: la que se disfraza de libertad.
7.      No son Finlandia ni Singapur ejemplos de sociedades a imitar, sino de sociedades enfermas. Son países escasamente solidarios, donde desde hace décadas se observan altísimos índices de suicidios y de trastornos mentales; y que además esconden sus miserias.
8.    La panacea de las TIC lo es sólo para los mercaderes. Buscan una sociedad manejada por ellos, donde sea imposible la libre comunicación entre las personas. Estamos viendo ya cómo los jóvenes apenas hablan si no es a través de sus dispositivos electrónicos. Pero los pobres no saben que esas golosinas que comen a diario les están quitando la libertad, porque el canal por donde circula ese almíbar tiene dueño y mucho antes de lo que se imaginan, esa miel que consumen con avidez se les volverá hiel. Porque en el momento en que empiecen a hacerse preguntas acerca de la vida y empiecen a atar cabos, entonces, descubrirán que el canal por donde tan rápido navegaban sus opiniones, de pronto no les permite traficar con según que mercancía que puede resultar peligrosa para los intereses comerciales de los dueños del canal.
      (Nota del autor: Lo que se nos cuenta de los fraudes de FB, en el fondo va destinado a acabar con uno de los pocos medios que permiten una cierta comunicación real, no filtrada en exceso, entre las personas. Esa posibilidad constituye una amenaza para los intereses de los ricos y por eso se quiere quitar de en medio lo antes posible.)
9.     Por otro lado, las ventajas que ofrece la red lo son sólo para personas letradas, personas con una buena organización mental, con una capacidad de abstracción, síntesis y relación que les habrá exigido para alcanzarla poner en juego sus vidas, arriesgarse por sus creencias a fondo. No sirve para nada el manejo de las TIC si no hay detrás una educación humanista. Para nada excepto para engañarse a uno mismo yendo de entretenimiento en entretenimiento hasta que uno ya no pueda seguir engañándose más sobre el sentido de su vida y para entonces sea ya tarde. Y justo en ese momento se encontrará el individuo en la zona donde se disparan las estadísticas de suicidios, adicciones, enfermedades mentales, y otras lacras semejantes.
10.  Ese tipo de vídeos propagandísticos buscan con derroche de medios –humanos y materiales- crear una mentalidad de emergencia social, que precipite la toma de decisiones políticas en dirección a entregarles a ellos –pongamos, los mercaderes- las llaves del destino de los pueblos desarrollados, esto es, del mundo. El futuro que esa quimera trae consigo es espeluznante, el imperio de la mentira y la barbarie. No lo quiero por nada del mundo para mis hijos ni para los de mis compatriotas, y lucharé contra él mientras Dios me dé fuerzas.

Esta reflexión me sirve como introducción para presentar el balance de los tres años que la Fundación para la Integración de Alumnos con Trabas Especiales lleva implantada en la comunidad de Castilla-La Mancha para ayudar a mejorar el servicio educativo-sanitario.

Cuando se presentó en público la Fundación Fíate, el 15 de octubre de 2013, estaban en las primeras filas varias personalidades, en representación del gobierno de la JCCM y del gobierno local. En el patio del Palacio de Benacazón, sede de la Fundación CCM, la prensa conversó con algunos de ellos y conmigo y dieron la noticia al día siguiente de que el gobierno aplaudía esta iniciativa que iba en la buena línea de la colaboración público-privada en la atención a las necesidades ciudadanas.
En el tiempo transcurrido desde entonces, hemos ido lanzando a la par capotes y S.O.S.s. Por una parte ofrecimientos para colaborar con la Administración de distintas maneras, y por otra peticiones de ayuda para afrontar los primeros pasos de la Fundación con un mínimo de garantías de permanencia en el tiempo. Y todo ello con escasa respuesta hasta la fecha.
En el origen de esta fundación hay una historia poco corriente. Concretamente hay mucho de confianza en Dios y poco de previsiones humanas. Tal vez por esta razón hemos estado resistiendo hasta ahora las desatenciones de los distintos equipos que han estado al frente de C-LM, porque viviendo según el Evangelio, Fíate nació para servir y no para ser servido.
Ahora bien, precisamente por nuestro compromiso de servir, es para nosotros un deber hacer repaso y mención de nuestra relación con la Administración. Porque nos debemos a las familias de nuestra comunidad en cuanto usuarias del nuestro servicio educativo-sanitario. Y algunas de ellas nos siguen la pista y lógicamente se hacen preguntas acerca de nuestro itinerario.
¿Qué tal la Fundación? ¿Qué actividades hace? ¿Colabora el gobierno? Preguntas de este tipo están en el aire y aún no podemos darles la respuesta esperanzadora que nos gustaría.
www.fiate.org es la voz de la Fundación en la web y va camino de las seis mil visitas [a día de hoy, 24 de junio de 2018 en que reedito esta entrada, son ya doce mil]. Para ser una organización incipiente y modesta, que por principios excluye vender su patrimonio moral a cambio de popularidad, la cifra de visitantes no está nada mal y prueba que hay un importante sector de la población dispuesto a colaborar desinteresadamente en la labor educativa. Nuestro objetivo, ya desde los orígenes, es movilizar y canalizar esta fuerza altruista a través de la plataforma Fíate.
El hecho de que en nuestras publicaciones no aparezcan hasta el momento iniciativas o contenidos específicos de nuestro ámbito de intervención, no obedece a ninguna dejación ni a ningún despiste o extravío. Nada de eso. La razón es que estamos convencidos de que antes de que se pueda hacer un trabajo fecundo en cualquier campo de la educación es necesario, como cuando se quiere hacer un cultivo, preparar adecuadamente el terreno. Hay que roturar, descantar, arrancar lo malo y oxigenar la tierra y, sólo después, echar la simiente y cuidarla hasta que crezca y llegue la hora de meter la hoz.
En estos momentos, el campo de la educación está tan abandonado y sembrado de malas hierbas, que se nos hace obvia la necesidad de desbrozar y limpiar con esmero para que la más delicada tarea posterior tenga un mínimo de garantías de éxito.
En realidad, esa tarea previa que actualmente nos ocupa, se enmarca perfectamente dentro de las actividades destinadas a procurar los fines de la Fundación que recogen nuestros estatutos, aunque aún no haya llegado a adquirir la forma de contacto físico directo con la población diana a la que servimos. Si como dicen algunos, ‘la mejor práctica es una buena teoría’, Fíate entiende que la tarea más urgente de cualquier proyecto que pretenda promover un cambio educativo estable y fecundo, debe ser la de crear una nueva mentalidad ciudadana respecto a la educación, empezando por aclarar cuál es su sentido. Es urgente emancipar la actividad educativa del mero utilitarismo práctico que es la plaga que está echando a perder todas las cosechas y agriando todas las añadas sobre las que hemos venido depositando nuestras esperanzas en los últimos decenios.                                                                                                                                                     Un premio Nobel acaba de publicar un estudio sociológico de USA que confirma que es una sociedad enferma (más de medio millón de adultos blancos de menos de 50 años murieron de tristeza –suicidios, adiciones, etc.- en los últimos quince años). Y por más que se tapen los datos, la tendencia sigue al alza y sólo revertirá si conseguimos darle un sentido pleno a todo lo que hacemos. Sólo así evitaremos que el esfuerzo no pase factura en forma de vidas como viene sucediendo. Pero un sentido que vaya mucho más allá de “llegar a ser el primero en lo tuyo para bien de todos”, porque al final, alumnos, padres y profesores, se quedan con ese llegar a ser el primero y se olvidan de la segunda parte: “para bien de todos”, que es la principal. En la conciencia de ciudadanía, de proyecto común, reposa el sentido y de ahí es de donde el educando podrá sacar fuerzas para resistir el tremendo desgaste que la competitividad impone al trabajo escolar.
Actualmente, a pesar de las grandes inversiones, muchísimos talentos y energías se nos van por los sumideros del sistema. Los índices de abandono y de fracaso reales –no tanto las estadísticas que analizan lo que hacemos los paises desarrollados sino las que miden cosas tales como la evolución del hambre y las enfermedades en el mundo; el avance de la desertización; la evolución de las diferencias entre ricos y pobres; etc.- son llamadas urgentes a revisar en profundidad los planteamientos que están en la base de nuestro sistema educativo. Pero mientras se siga observando la educación en los términos en que lo hace la encuesta PISA, esto es, como una actividad subsidiaria de la economía, no hay nada que hacer; seguiremos cosechando fracasos que, mucho me temo, se ocultarán a la mirada de los ciudadanos con cada vez más siniestras manipulaciones.
Fíate se sitúa, y seguirá haciéndolo cuando se recrudezca el combate, en primera línea de batalla. Tal vez por esta obstinación suya a no ser comparsa en el debate educativo, nos vienen negando la más elemental atención y ni siquiera se nos responde cuando solicitamos una entrevista con el responsable de política educativa de nuestra Comunidad.
Pero los políticos pasan mientras que lo que se hace desinteresadamente por los más necesitados da fruto a su tiempo. Por otra parte, el principal patrimonio de Fíate no es el material sino el espiritual. Lo que nos otorga un sitio en la labor asistencial es nuestro conocimiento de Dios, sin que seamos nosotros merecedores y sin que nadie pueda quitárnoslo; simplemente tenemos el encargo de dar gratis lo que gratis hemos recibido y nos lo tomamos a pecho.
Nuestros potenciales beneficiarios pueden estar seguros de que pensamos en ellos, nos importan y si Dios quiere, en su momento podremos estar también físicamente a su lado para animar su esperanza y ayudarles a superar sus trabas.
Entretanto les pedimos oraciones porque ciertamente se avecinan tiempos duros para el mundo en general, en los que sólo sobreviviremos si nos unimos fraternalmente en un mismo espíritu, animándonos unos a otros y enseñándonos mutuamente a llevar una vida sencilla y virtuosa.


EN FERRY A LONDRES

Jugando todo el tiempo para al final quedar en tablas

INFINITO MENOS UNO


INFINITO MENOS UNO = ATA A ESA MOSCA POR EL RABO
De pronto, de la noche a la mañana y sin que fuéramos convenientemente avisados, gran parte de las parroquias de Toledo sustituyeron los textos que llevábamos muchos años oyendo en las lecturas de las misas por otros notablemente distintos. Esto sucedió hace unos pocos meses.
Por mi amor a las enseñanzas de la Iglesia, el cambio me costó y llamé incluso a un sacerdote muy formado que conozco para transmitirle mi inquietud, aunque no me sirvió de nada.
Los nuevos textos me parecen una amputación tremenda de los antiguos, un empobrecimiento abrumador de contenidos y de matices, una traducción tan burda que, cuando menos, precisa de una explicación...
En tanto esa explicación, adecuada y convincente, no tenga lugar, seguiré durante bastante tiempo (debido a los ciclos, la lectura que se procalme hoy no se repetirá hasta dentro de tres años) sintiéndome incómodo en el momento de la liturgia de la Palabra, porque me sonará extraña y me hará sentir que 'me están dando gato por liebre'.
Este asunto no es algo anecdótico ni mucho menos; no es para nada una cuestión de gustos o de sensibilidades. No, es algo mucho más serio.
En el momento actual, la Iglesia está en el ojo del huracán de un mundo que la ve como un estorbo que hay que suprimir para seguir avanzando en la modernidad, en el progreso hacia la total emancipación de Dios. Y para 'caminar sobre las olas' de estas grandes dificultades, la Iglesia desde San Pablo nos viene recomendando pertrecharnos con las armas de la luz y entre ellas, y Toledo sabe mucho de esto, una muy poderosa que es la espada, la espada del Espíritu, que es LA PALABRA DE DIOS. Por eso no es un tema secundario el que estoy exponiendo.  
Con la reforma educativa de Felipe González, se realizó una democratización de la enseñanza  consistente en igualar a toda la población por la parte baja del rasero: ¡Fuera el 'Usted', aquí somos todos soldados rasos! Y chapoteando en ese barro seguimos... Mucho me temo que con el cambio litúrgico de los textos sagrados se esté operando un cambio parecido a ése de la educación:
Con la excusa de que todo el mundo los pueda entender, se recortan los textos, se reducen y deforman los significados y esos cambios, como en las adaptaciones para niños de los clásicos de la literatura, devienen, casi siempre, en mutilaciones irreparables de los textos originales, que en vez de atraer a las gentes consiguen sólo quitar la gracia y el poder a la palabra (que si es Palabra de Dios, una vez pronunciada no regresa a Él sin antes fecundar la Tierra).
Ante esta modernización no puede uno evitar pensar si con ella no se nos estará quitando la espada buena y dando a cambio una espada mellada para combatir en estos tiempos recios en que estamos.
Habiéndome criado en un ambiente escasamente religioso, aunque en un hogar cristiano, llegado a la adolescencia en tiempos de la Transición, me salí del buen camino y tan sólo volví a él cuando el Señor me puso en una comunidad Neocatecumenal. Muchas veces, en los diez años que estuve allí reconstruyendo mi vida y mi amistad con Jesús, oí decir que la vida del cristiano se apoyaba en un trípode: La liturgia de la Palabra, la Eucaristía y la Comunidad. 
Si el Espíritu se debilita con una versión light de la Palabra, mal asunto. Un ejército mal armado es fácilmente derrotado... Respecto a la infantería, habría que conseguir buenos oficiales para que tiren de ella hacia arriba "con el ejemplo y sólo en último lugar con la palabra".
Ayer en Misa me llevé un sobresalto cuando el sacerdote, a la hora de pronunciar las palabras de la consagración del cáliz, dijo: "...que ha sido derramada por vosotros y por muchos para el perdón de los pecados". 
¡Dios mío, ¿qué es esto?!, pensé. Yo sabía que aunque el oficiante no respetara los cánones de la liturgia, en cuanto a la eficacia del sacramento eucarístico, ésta se mantenía si no se hubieran alterado las palabras de la Consagración. Por eso al terminar la misa fui a preguntarle al sacerdote a qué obedecía el cambio introducido. 
Parece ser que a partir de Cuaresma será obligatoria esa fórmula de consagración, junto a otros cambios en el Misal de distinta importancia.
Y si teníamos tocada 'la pata' de la Liturgia de la Palabra, con este cambio en la de la Eucaristía ya son dos las que cojean y nos quedamos a punto de rodar por tierra. En esta ocasión me siento inclinado a no pedir explicaciones, aunque al final, si Dios así lo quiere, las escucharé.
Que Jesucristo no haya muerto por todos los hombres y mujeres, por TODA LA HUMANIDAD, es algo que se me hace muy difícil de digerir, por eso de momento prefiero que no me lo expliquen.
No, esto no pienso tragármelo, es demasiado. Barrunto que nos pondrán en la tesitura de hacer mil piruetas para justificar teológicamente este cambio tan brusco de la Liturgia Eucarística. Que nos harán comulgar con ruedas de molino...
Un antiguo adagio del Derecho dice que cuando se argumenta profusamente algo, es que no lleva razón... Una vez, un joven teólogo le entregó a su maestro un profundo tratado para que con su saber lo ratificase. Terminada su lectura, el maestro le dio su conformidad diciéndole: "Lo puedes publicar; es la fe de mi abuela".
Amo a mi religión por su profunda y sencilla belleza. Con ella he crecido admirablemente y me lleva por el camino recto. Y por amarla, sufro ahora por mi Iglesia viéndola amenazada por los "sabios de este mundo", que andan revolviendo en ella. Pues bien, acerca de esos digo lo que valientemente les dijo el gran San Pablo a los Gálatas, al comienzo de su carta: "Si alguien os predica un Evangelio distinto a éste que nosotros os predicamos -que Jesucristo es el hijo de Dios hecho hombre que murió y resucitó para salvar a todos los pecadores, y todos hemos pecado- ¡sea maldito!; os lo repito ¡sea maldito!.
Resumiendo: 'Muchos' pueden ser muchísimos, incluso podrían llegar a ser "infinito menos uno", pero nunca llegarán a ser TODOS y en ese caso Jesucristo no habría redimido al mundo. Y en ese caso, tal vez seamos Vd. o yo los desafortunados... ¿qué le parece?

martes, 6 de diciembre de 2016

ENTONCES SE NOS ABRIRÁN LOS OJOS (Visual)

...para contemplar. Y como ya estamos en época de compartir regalos, me voy a permitir compartir con ustedes uno precioso que he recibido: El otoño visto con los ojos de un cristiano. 
Sé que a este cristiano, de nombre don Amadeo Galán, no le importará que lo cuelgue en la red, antes al contrario, creo que le hará feliz saber que gracias a su trabajo y aunque sea por unos breves instantes, algunas personas podrán acercarse un poco más a la belleza de la Creación, que entre tantos afanes de la vida a menudo permanece oculta a nuestra mirada. Contemplen y disfruten.
¡Feliz Adviento! y ¡FELIZ NAVIDAD!




COLORES DEL OTOÑO